Dos jóvenes genios lucharán desde hoy por el reinado del ajedrez mundial

Dos jóvenes talentos, el actual campeón Magnus Carlsen y su retador Fabiano Caruana, se medirán desde hoy por el título mundial de ajedrez, en Londres.
viernes, 09 de noviembre de 2018 · 08:00

Londres. Dos jóvenes talentos, el actual campeón Magnus Carlsen y su retador Fabiano Caruana, se medirán desde hoy por el título mundial de ajedrez en un duelo que remite a históricos matches por el altísimo nivel de ambos contendientes, pero que le viene como anillo al dedo a las necesidades del mercado y del espectáculo deportivo.

La fiesta está dispuesta en The College in Holborn de Londres para que el mundo sea testigo de una lucha táctica feroz entre el campeón mundial y el número dos del ranking, que lejos están del estereotipo digno del Precámbrico con el que quienes aborrecen el ajedrez pretenden estigmatizar a quienes lo practican, incluso a nivel hiperprofesional.

Claro que el noruego Carlsen y el ítalo-estadounidense Caruana son mentes brillantes que no por nada llegaron a ser grandes maestros a los 13 años, 4 meses y 27 días (Carlsen nació en 1990, es el número uno del ranking desde 2011 y el rey imbatible desde 2013) y a los 14 años, 11 meses y 20 días (Caruana, clase 1992).  Pero no son sólo memoria, cálculo y raciocinio.

Ambos le dedican un especial cuidado a la preparación física, con trotes, salidas en bicicleta, trabajos en el gimnasio, natación y hasta yoga. Un producto de la época, para liberar las tensiones que suceden delante de los escaques blancos y negros.
Hay fuerte demanda para ver en acción en vivo a los maestros hasta el lunes 26 (o el miércoles 28, si hay desempates). Si bien se avisó que apenas 400 ingresarán por día a The College, se prerregistraron 4.500, que pagaron entre 45 y 100 libras (59 y 131 dólares).

En Ticketmaster ya no hay entradas para la primera partida y sólo quedan VIP a 500 libras (652 dólares) para la segunda. A cambio, reciben acceso digital Premium para todo el match, con la chance de ver las partidas en varias cámaras, como si estuvieran en la sala de juego.  

Comentarios