Nadal terminó con el sueño del argentino Del Potro

En un choque parejo y que se definió por pequeños detalles, el argentino cayó ayer ante Rafael Nadal, el número 1 del mundo, por 7-5, 6-7 (7-9), 4-6, 6-4 y 6-4, en una batalla de gran tenis de 4 horas y 4 minutos por los cuartos de final de Wimbledon.
jueves, 12 de julio de 2018 · 12:10

Londres. No pudo ser para Juan Martín Del Potro. En un choque parejo y que se definió por pequeños detalles, el argentino cayó ayer ante Rafael Nadal, el número 1 del mundo, por 7-5, 6-7 (7-9), 4-6, 6-4 y 6-4, en una batalla de gran tenis de 4 horas y 4 minutos por los cuartos de final de Wimbledon.

El arranque fue tan parejo como se imaginaba. Después de casi una hora de buscarlo, y de un comienzo muy seguro de Del Potro al servicio (siete aces y 80% de puntos ganados con el primer saque), Nadal encontró el quiebre en el último game, en la única de las cuatro chances que pudo aprovechar. Es cierto también que el español se mostró imbatible: no le entregó al tandilense ni una posibilidad de quedarse con su saque.

Luego, en el cierre del segundo set, Delpo mostró algunas dudas que no habían aparecido hasta entonces. Los dos mantuvieron después su saque y entonces hubo que desempatar en el tie-break. El español estuvo al mando durante todo el juego y dispuso de un triple set point, pero cuando le tocó sacar 6-5 cometió una inesperada doble falta. Si bien logró ganar el siguiente punto, después fue todo para el argentino, que con tres puntos al hilo -el último, un revés que desvió la red y picó en la línea- ganó el tie-break por 9-7. La esperanza renacía.

El libreto de paridad se mantuvo en el tercer set. Nadal llegó a sacar en el décimo game con la presión de saber que no tenía margen de error. Delpo se mostró dominante y seguro para pasar enseguida adelante hasta ponerse triple set point. Y como para demostrar su determinación, terminó de sellar el quiebre con una derecha espectacular a la línea. Era 6-4, y el argentino estaba a un set de dar el enorme paso hacia las semifinales.

Faltaba dar el último paso, pero entonces Nadal ajustó los detalles y ya prácticamente no cometió errores. Y apenas Del Potro aflojó un poco la tensión, el español aprovechó para sacar la diferencia que necesitaba.

En un mal séptimo game, Delpo resignó su servicio sin ganar ni siquiera un punto y ya no hubo espacio para una recuperación. Siguieron saque a saque hasta que Nadal definió con el suyo y sin grandes contratiempos hasta cerrar el 6-4. El partido se definiría en el quinto set.

Quedó claro desde el comienzo del parcial decisivo: ninguno de los dos estaba dispuesto a guardarse nada con tal de conseguir la victoria. Otra vez dispuso de break points con el saque de Rafa en el octavo game, pero de nuevo el español prevaleció en una pulseada que se decidía en los pequeños detalles.

Hasta el final peleó Delpo en busca de su gran chance. No pudo ser, aunque nada debería privarlo de la satisfacción de haber hecho todo lo que podía en busca de una victoria contra el que hoy por hoy es el mejor tenista del mundo.