Respuestas a preguntas sobre la bacteria Streptococcus pyogenes

La Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación difunde una guía rápida de consulta sobre las infecciones que puede provocar la bacteria Streptococcus pyogenes y las recomendaciones para evitar enfermedades.
viernes, 14 de septiembre de 2018 · 19:47

País.- La Dirección Nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación elaboró una guía con las respuestas a las inquietudes típicas vinculadas a la bacteria Streptococcus pyogenes, las infecciones que puede provocar, los síntomas y las medidas básicas de prevención. Asimismo recuerda la importancia de la consulta rápida al médico ante síntomas como fiebre alta acompañada de otros síntomas como dolor de garganta, ganglios inflamados o infecciones en la piel.

¿Qué es el Streptococcus pyogenes?

El Streptococcus pyogenes es una bacteria con 80 serotipos diferentes cuya distribución geográfica y por edades es variable.

¿Qué enfermedades causa de manera más frecuente?

Las enfermedades más frecuentes son la angina y las infecciones de piel y se dan mayoritariamente en niños de entre 4 y 10 años, sobre todo en época de primavera y el otoño. También puede afectar a los adultos.

¿Cuáles son los síntomas habituales de la angina?

Fiebre, dolor de garganta o al tragar y agrandamiento de ganglios del cuello

¿Cuáles son los síntomas de la infección de piel superficial?

Los síntomas son fiebre, dolor localizado en alguna zona de la piel, enrojecimiento y, si progresa, ampollas pequeñas y algunas costras.

¿Qué otras enfermedades puede producir?

También puede producir escarlatina, erisipela (infección de la piel), otitis media y fiebre puerperal.

¿Cuáles son las infecciones graves que provoca?

Aunque son poco frecuentes la bacteria puede generar infecciones graves, como neumonías, meningitis, infecciones del oído (mastoiditis), flemones de la garganta (periamigdalitis), bacteriemias (bacterias en sangre), osteomielitis (infección de huesos) y, en ocasiones raras, infecciones graves de la piel y otras complicaciones con elevada mortalidad.

¿Por qué en algunos casos la infección es más grave?

Algunas personas pueden presentar infecciones más graves porque existen bacterias con una mayor capacidad invasora que liberan toxinas y desencadenan el llamado síndrome de shock tóxico estreptocóccico. Además, algunos pacientes pueden tener factores de riesgo que bajen las defensas y favorezcan la invasión de la bacteria como infecciones virales o bacterianas previas (varicela, infecciones de piel) o enfermedades que disminuyan las defensas.

¿Ante qué síntomas se debe consultar rápidamente al médico?

Se debe consultar a un médico ante la aparición de fiebre (temperatura corporal superior a 37°8) acompañada por alguno de los siguientes síntomas: dolor de garganta o dolor localizado en la piel con enrojecimiento y/o ampollitas pequeñas.

De ser posible se recomienda efectuar la consulta en domicilio o en lugares con poca circulación de personas para evitar el contagio. De lo contrario, concurrir al centro de salud más cercano a su domicilio.

¿Cómo se puede prevenir?

Las medidas básicas de prevención son:
Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.
Desinfectar picaportes, puertas y canillas.
Limpiar y ventilar los ambientes del hogar a diario
Tener el Calendario Nacional de Vacunación al día.
Dar sólo pecho a los bebés hasta los 6 meses y agregar a partir de esa edad los alimentos sólidos adecuados.
Toser o estornudar sobre el pliegue del codo o sobre un pañuelo descartable para evitar el contagio de otras personas.
Mantener reposo si hay síntomas. No asistir al trabajo o a la escuela mientras duran los síntomas.

¿Existe tratamiento eficaz?

Hasta el momento todos los gérmenes aislados responden a los antibióticos habituales que deben ser indicados por un médico. Es importante no automedicarse ni abandonar o acortar los tratamientos antibióticos prescriptos dado que predispone a mayor cantidad de recaídas y/o complicaciones.

¿Se requiere internación para su tratamiento?

En la mayoría de los casos no. La necesidad de internación la debe evaluar el médico tratante.

¿Hay alguna recomendación para las instituciones educativas y lugares de trabajo donde se presenta un caso?

No se recomienda cerrar ninguna institución donde haya habido casos de infecciones. En cambio, se indica recurrir a las medidas preventivas ya mencionadas como la higiene de manos frecuente, la limpieza y ventilación de los ambientes de la vivienda como así también toser o estornudar sobre el pliegue del codo o sobre un pañuelo descartable para evitar el contagio de otras personas.

¿Hay vacunas para la prevención?

No, aunque es muy importante tener las vacunas de calendario al día para evitar otras enfermedades que favorezcan la invasión por esta bacteria.

¿El país se encuentra ante una epidemia?

No. La situación actual de casos corresponde con lo estimado para la época del año

Por último, la Secretaría de Gobierno de Salud de La Nación recuerda que la enfermedad invasiva bacteriana es un evento notificable en el Sistema de Vigilancia. Las muestras tomadas en los laboratorios institucionales son derivadas a los servicios de Bacteriología Especial y el de Antimicrobianos, ambos del Instituto ANLIS - Malbrán, para la identificación de serotipos y estudios de resistencia antimicrobiana respectivamente.