Macri pidió a los empresarios turísticos que cuiden los precios

Fue un encuentro muy ameno, donde Macri solicitó a los empresarios que cuiden a los turistas y ofrezcan precios accesibles para quienes visitan las sierras cordobesas. Por otro lado, ponderó las inversiones que se llevan a cabo en un contexto difícil y aseguró que «Argentina saldrá adelante».
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 09:32

Carlos Paz. El presidente Mauricio Macri visitó ayer la ciudad de Carlos Paz, fue recibido por el intendente Esteban Avilés y el gobernador Juan Schiaretti, elogió los paisajes de la ciudad y mantuvo una reunión con alrededor de cincuenta empresarios turísticos de la región. También estuvieron presentes el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos; el presidente de la Agencia Córdoba Turismo, Julio Bañuelos; referentes provinciales del PRO y funcionarios municipales.

Macri llegó a la ciudad luego de haber presentado los tres nuevos aviones Pampa III construidos por la Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (FadeA) de la ciudad de Córdoba, donde sostuvo que se trata de los primeros que se construyen en los últimos diez años. «Como pasó en muchas órbitas, acá también llegó la desidia, el abandono, la falta de inversión y el oportunismo. Se dijo durante muchos años que íbamos a ver volar y ninguno despegó»; señaló el mandatario.

Tras haber concluido el acto, se trasladó a la ciudad turística donde lo esperaban Schiaretti y Avilés junto a un puñado de dirigentes del PRO, funcionarios de Unión por Córdoba y el propietario del hotel, Eduardo Giordano. Tras haberse fotografiado junto a los trabajadores del establecimiento, el presidente ingresó al Salón Mahatma donde lo esperaban los empresarios.

El intendente Esteban Avilés le hizo entrega de una estatuilla de los premios «Carlos de Plata» (los máximos galardones que se entregan en la ciudad) y lo invitó para que participe de la ceremonia de premiación.

Fue un encuentro muy ameno, donde Macri solicitó a los empresarios que cuiden a los turistas y ofrezcan precios accesibles para quienes visitan las sierras cordobesas. Por otro lado, ponderó las inversiones que se llevan a cabo en un contexto difícil y aseguró que «Argentina saldrá adelante».

 

Un barrio convulsionado

Los vecinos del barrio Costa Azul Sur se vieron revolucionados ayer a la tarde por la llegada del presidente Mauricio Macri y el gobernador Juan Schiaretti. Las tranquilas calles de tierra que conducían al Hotel Eleton se vieron repletas de autos que iban y venían y la tranquilidad de la zona se rompió por un importante despliegue de seguridad que incluyó a decenas de efectivos de la custodia presidencial, la Policía Federal, la Policía Aeroportuaria, Gendarmería Nacional, la Policía de Córdoba, servicios de emergencias y el personal de seguridad del establecimiento hotelero.

Minutos antes de la llegada del presidente, una vecina se asomó por la ventana de su casa y no podía creer la cantidad de uniformados que poblaban su cuadra. «Están por todos lados, en un momento se largó un chaparrón y algunos tuvieron que meterse debajo de un árbol que tengo en la vereda. Después salió el sol y volvieron a pararse en la calle»; le contó a El Diario.

 

La alegría de los carlospacenses

Mari es una vecina de Santa Rita que llegó hasta la puerta del Eleton para saludar al presidente. «No me dejan pasar, pero si pudiera verlo, le diría que sea candidato en 2019. Yo lo vuelvo a votar, hay muchas cosas buenas que él hizo. Me gustaría sacarme una foto con él, pero no se puede». La acompañan otros vecinos, quienes armados con sus cámaras de foto estuvieron recorriendo las inmediaciones del hotel donde Macri se reunió con los empresarios turísticos del Valle de Punilla.

Lorenzo y Matías dos trabajadores de la construcción de una obra cercana, también se acercaron al hotel sorprendidos por el operativo de seguridad y contaron: «Nos enteramos acá que venía Macri, lo queríamos ver porque no sabemos si alguna vez vamos a conocer a un presidente. Pero hay mucha policía y no dejan acercarse». José se encontraba acompañado de su esposa y una pareja amiga y relató a este medio: «No sabíamos que ya estaba dentro, pensábamos que aún no había llegado. De repente, empezaron a salir todos los camarógrafos y nos dimos cuenta que se había ido. Una lástima, queríamos saludarlo». «Ellos son unos amigos que vinieron de Alemania y se querían sacar un foto con el presidente Macri para llevársela a la (Ángela) Merkel»; bromeó.

Galería de fotos

Comentarios