Sigue la polémica por el impacto ambiental de la autovía de Punilla

Hay posiciones contrapuestas por la traza de la autovía de Punilla, que se extenderá desde la Variante Costa Azul hasta la ciudad de Cosquín.
lunes, 14 de mayo de 2018 · 13:37

Córdoba. En el marco del debate por la construcción de la nueva autovía de Punilla, voceros del gobierno provincial revelaron que un equipo multidisciplinario de la Universidad Nacional de Córdoba viene estudiando hace siete años las propuestas para consolidar una vía alternativa a la Ruta 38.

Aseguran que la obra de pedemontana es la mejor opción para minimizar el impacto ambiental, pese a que organizaciones sociales y vecinos auto-convocados de la región cuestionan la obra y denuncian presuntas irregularidades en el accionar de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba y la falta de estudios serios que avalen el proyecto.

El viernes pasado se realizó la segunda jornada de la Audiencia Pública, donde los especialistas del Instituto de Investigación de Servicios Públicos e Infraestructura de la UNC presentaron la obra y brindaron algunas precisiones. Al respecto, se informó que ampliar la traza actual es inviable porque implicaría una gran cantidad de expropiaciones y partiría las poblaciones en dos. Asimismo, se reconoció que gran parte del trazado afectará un área de bosque nativo, pero se aclaró que se hará un trabajo de remediación ambiental.

Un total de seis alternativas fueron analizadas en detalle y se inclinaron por una autovía que irá bordeando la montaña desde la Variante Costa Azul hasta Cosquín y sin ingresar a las zonas urbanizadas, algo que los ambientalistas entienden arrasará con el bosque nativo y atravesará por sectores «complicados» como el yacimiento «Rodolfo» de Cosquín o cuencas hídricas.

En contraposición, desde el Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (también perteneciente a la UNC), hubo críticas a la propuesta de la Provincia y se explicó que el proyecto impacta sobre el área de bosque nativo de máxima conservación y pidieron que se rechace el estudio de impacto ambiental.


FOTO: La Izquierda Diario