Viernes  19 de Enero en Carlos Paz, Córdoba, Argentina

El municipio de Villa Carlos Paz recibe hoy el servicio de cloacas

Una comitiva de funcionarios del gobierno del intendente de Villa Carlos Paz, Esteban Avilés, encabezados por el secretario de Gobierno Juan Vila junto al secretario de Desarrollo Urbano Ambiental Horacio Pedrone y otros funcionarios, llevarán a cabo a partir de las 9, la recepción provisoria del servicio de cloacas.

El municipio de Villa Carlos Paz recibe hoy el servicio de cloacas

Villa Carlos Paz.- Una comitiva de funcionarios del gobierno del intendente de Villa Carlos Paz, Esteban Avilés, encabezados por el secretario de Gobierno Juan Vila junto al secretario de Desarrollo Urbano Ambiental Horacio Pedrone y otros funcionarios, llevarán a cabo a partir de las 9, la recepción provisoria del servicio de cloacas. La misma tendrá lugar en la planta central ubicada sobre la variante Costa Azul. De esta manera, con las cloacas, la gestión de Avilés da el primer paso a la estatización de los servicios, como el gas y el agua, que también están en manos de la empresa cooperativista.

También hoy comenzará a funcionar la Comisión acordada con los legisladores de la Provincia que garantizará junto a un inspector del Ministerio de Trabajo de la Provincia, el traspaso de los trabajadores al Estado.

Ayer, en el cumplimiento del segundo día de paro de 48 horas acordado en una asamblea realizada el último viernes por los trabajadores que prestan servicio en la red cloacal, volvieron a marchar hacia el municipio mientras otro grupo cortaba el tránsito del Puente Uruguay, donde además quemaron cubiertas y tiraron bombas de estruendo.

Sorprendió la presencia del ex intendente Eduardo Conde en medio de los manifestantes, brindando su solidaridad hacia la Cooperativa Integral. El propio Conde también aprovechó los medios para despacharse contra el gobierno de Avilés, señalando que el contrato de cloacas debe seguir con la empresa cooperativista.

Al Concejo
 
Tras los cortes de  ruta, la ruidosa manifestación se trasladó cerca de las doce del mediodía hacia el Concejo de Representantes, donde se llevaba adelante una sesión extraordinaria solicitada por la minoría para debatir la posibilidad de retomar el diálogo con la Coopi y brindarle un nuevo contrato.
Si bien el proyecto fue presentado por la concejal justicialista Laura Orce, todos los concejales hicieron uso de la palabra. El debate se prolongó por espacio de tres horas, hasta que fue votado y rechazado. La votación terminó seis a seis y la presidente Alejandra Roldán hizo uso del doble voto, por lo que inclinó la balanza a favor del rechazo.

El más contundente de la oposición fue el concejal Omar Ruiz, hasta hace poco aliado al gobierno de Avilés, quien destacó que "La Carta Orgánica debe ser respetada en cada uno de sus artículos y en la misma se especifica que es una responsabilidad de Concejo de Representantes tomar esa decisión. La mejor prueba de esto es que el año pasado cuando el intendente anunció la municipalización del servicio de agua envió un proyecto, en este caso no hizo lo mismo."

En su extensa posición y alentado por los empleados que habían copado la sala, el concejal Ruiz dijo que el gobierno de Avilés ha tomado una posición arbitraria y contraria a derecho. 

La misma contundencia y postura la tuvo del otro lado del mostrador el concejal oficialista Hugo Bustos, quien trató a Ruiz, Gispert, Molina y Sequeira de actuar con doble moral. "Son los mismos que años atrás opinaban todo lo contrario de la Coopi. El Ejecutivo envió una misiva al Ministerio de Trabajo para que trabaje en el cambio de relación que tendrían los trabajadores de las cloacas.

Lamento que la concesionaria entienda que se pone en riesgo las fuentes de trabajo porque no es así. Como concejales damos la seguridad de que van a seguir trabajando," destacó.

Baldazo de agua fría
 
La ruidosa manifestación que se concentró frente a los locales de los operadores turísticos de la Terminal de Omnibus recibió un baldazo de agua fría cuando una de las locatarias, cansada del ruido, salió al pasillo y balde con agua en mano duchó a los manifestantes. "Me tiene harta con el ruido", sentenció.

Por otro lado, inquilinos y transeúntes también se quejaron del ruido y del corte de tránsito en el Puente Uruguay.

Comentarios