El primer «semáforo inclusivo» de Carlos Paz

Los estudiantes de la escuela PROA se propusieron construir un prototipo de semáforo adaptado para personas con disminución visual y motora para colocar sobre la Avenida San Martín, una propuesta donde trabajaron tres cursos en el proyecto e integró el aprendizaje de programación, robótica, circuitos eléctricos, entre otros.
jueves, 08 de noviembre de 2018 · 18:10

Carlos Paz. Los «semáforos inclusivos», una iniciativa de un grupo de docentes y alumnos de una escuela de Carlos Paz fue reconocida como uno de las diez ideas destacadas y se adjudicó el premio «Docentes Innovadores 2018» del Ministerio de Educación de la Nación, que otorgará cincuenta mil pesos al colegio para continuar desarrollando el proyecto.

Los estudiantes de la escuela PROA se propusieron construir un prototipo de semáforo adaptado para personas con disminución visual y motora para colocar sobre la Avenida San Martín, una propuesta donde trabajaron tres cursos en el proyecto e integró el aprendizaje de programación, robótica, circuitos eléctricos, entre otros.

El trabajo fue uno de los diez seleccionados en todo el país por la Dirección Nacional de Innovación Educativa y la premiación se realizará el 21 de noviembre en el Palacio Sarmiento (Pizzurno 935) de Capital Federal. Los protagonistas de esta propuesta fueron los jóvenes que cursan Educación Tecnológica (1° a 3° año), Club de Ciencias (1° a 3° año), Entornos Digitales (1° año), Algoritmos y Programación (2° año), Programación I (3° año), Formación para la Vida y el Trabajo (3° año).

La idea surgió de los estudiantes a partir de la problemática que se les plantea diariamente para cruzar la avenida cuando deben ingresar y salir del establecimiento ubicado en la calle Gobernador Roca 53, a escasos metros de la transitada arteria. Frente a esta situación diaria, los jóvenes se preguntaron: ¿Cómo harán para cruzar las personas con dificultades motoras y visuales?. A partir de entonces, comenzaron a debatir y le dieron forma a una propuesta innovadora. Se creó una maqueta del «semáforo inclusivo» que es acompañado por distintos softwares para el proyecto.

Así se dividió por cada año de cursado distintos trabajos. En primer año, hicieron una aplicación (juego) de preguntas y respuestas, desarrollado en lenguaje Scratch. Segundo año, en tanto, creó una aplicación que indica resistencia y tolerancia, calcula su rango y muestra la resistencia con los colores correspondientes, desarrollado en lenguaje Python. Tercer año creó una aplicación para controlar el semáforo inclusivo mediante la reconocida placa «Arduino UNO», desarrollado en C++ (con Arduino IDE). Asimismo, realizó una aplicación de cálculo de resistencia necesaria para cada LED que fue desarrollada en C++, además de la creación de productos de difusión del proyecto.

Para la selección de los diez proyectos, el jurado tuvo en cuenta la evidencia presentada por los participantes (registros multimediales y documentales), la muestra de los productos realizados por los estudiantes, el uso adecuado de recursos TIC, la originalidad y creatividad de la propuesta, la articulación con otras áreas de estudio, la construcción de aprendizajes significativos, apropiación de TIC por parte de los docentes, el diagnóstico y la pertinencia de la propuesta en su comunidad.

Galería de fotos

Comentarios