Los fieles guardianes de las calles de Carlos Paz

Los perros de nadie, los fieles de guardianes de las calles que son cuidados por comerciantes, vecinos y hasta turistas.
jueves, 12 de julio de 2018 · 18:25

Carlos Paz. Los perros callejeros de Carlos Paz fueron identificados por los proteccionistas de animales y cuentan con chalecos para hacer frente a las bajas temperaturas. Los perros de nadie, los fieles de guardianes de las calles que son cuidados por comerciantes, vecinos y hasta turistas.

Cada día y cada noche, una mano amiga les da comida, les proporciona algo para jugar, un abrigo, o simplemente les da cariño. Sin embargo, la problemática de los perros comunitarios continúa latente en la ciudad, a pesar de las intensas campañas de concientización que promueven la castración gratuita y la adopción de mascotas en jornadas que se realizan con cierta periodicidad.

Algunos se volvieron famosos, como «El Colo» y «La gorda» que son cuidados por el personal de Seguridad Urbana; «Vequi», que deambula por el centro y «Chaleco», que falleció hace poco y era el perro del Cu-Cú. También están «Roberto» y «Pulgón», el primero fue trasladado a los caniles junto a «El Manso», mientras que el segundo fue adoptado por comerciantes del sector. «Harry», «Potter» y «Peter», so los perros que viven en inmediaciones de la oficina de Anses y también muy queridos por la gente. También hay un grupo importante en la peatonal, como «Aquiles», «Toro», «Corbata», «La Flaca», «Chicle», «Cacique», «Kilo» y «Escopeta», quienes siempre se mueven juntos y suelen hacer su recorrida diaria desde el centro de la ciudad hasta la Aerosilla y viceversa.

«Tomás», «Roña» y «Chocolate» viven en la Terminal y son cuidados por los comerciantes y hasta por los pasajeros y turistas que pasan por la estación. Asimismo, suelen cruzarse hasta las dos panaderías que se ubican en las inmediaciones del predio para recibir un pedazo de pan viejo.

Lorena Calderón, integrante de la Institución Protectora de Animales Desamparados (IPAD), contó que el número de «perros comunitarios» se mantiene durante los últimos años. Algunos mueren de viejos, otros son llevados a los caniles municipales y siempre llegan nuevos. «Los perros que aparecieron este año, tienen 8 o 9 meses, que es la edad que empiezan a volverse problemáticos en las casas, rompen cosas y se ponen traviesos. Mucha gente no logra superar esta etapa y los abandona. Es lamentable y terrible, pero a veces los denuncian sólo para sacárselos de encima».

«Galo, Hércules y Charly, ex perros comunitarios, fueron adoptados por vecinos de la ciudad. A Hércules lo adoptaron porque sufrió un accidente. Lo hizo un veterinario, el doctor Romero, que se hizo cargo de todo y nos llena de alegría saber que ya está integrado a su familia»; reconoció Calderón, sobre el destino de algunos de los canes que habitan en las calles carlospacenses.


Todos identificados y con sus chalecos para el frío

«Todos los perros comunitarios cuentan con sus chapas identificadoras, responden a sus nombres, y tienen puestos los chalecos para el frío. Apelamos a la bondad y al afecto de los vecinos por los animales, que sabemos es mucho en esta ciudad, para que no le saquen nada de lo que se les ha puesto a los animales»; señaló Lorenza, durante la entrevista concedida a El Diario. «Es grande la ayuda que recibimos para comprar los abrigos en Buenos Aires y la colaboración de gente para alimentarlos y cuidarlos. Desde IPAD, siempre preferimos que los perros sean atendidos por toda la comunidad a que estén encerrados, en refugios o en perreras»; completó ayer la proteccionista.

Galería de fotos