El Colegio de Abogados se despega de las declaraciones sobre el aborto

Las autoridades de la delegación de Carlos Paz calificaron de inapropiados los comentarios que hizo el ex vicedecano de la Facultad de Derecho de la UNC y expresaron que no fijaron una posición oficial sobre el aborto.
viernes, 10 de agosto de 2018 · 12:33

Carlos Paz. El Colegio de Abogados de Carlos Paz emitió ayer un comunicado y se despegó de las polémicas declaraciones que efectuó el ex vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba, Manuel Cornet, durante una charla sobre el aborto que se realizó el lunes pasado.

«Se organizó una conferencia sobre las implicancias jurídicas y médicas del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, en la cual participaron diversos disertantes que expusieron sus particulares puntos de vista desde la óptica jurídica y médica. Como es de público conocimiento, derivado del propio entusiasmo y la vehemencia, fruto de la misma pasión con que se ha instalado el tema en la sociedad y de los valores que se encuentran comprometidos (conforme la idea que cada uno exprese) en el seno de dicha conferencia se deslizaron conceptos innecesariamente enérgicos e inapropiados»; explicaron desde el Colegio de Abogados.

«En virtud de ello, este Honorable Directorio quiere dejar en claro que no comparte en absoluto lo expresado en el seno de dicha conferencia y que ha sido objeto de tratamiento y repudio por parte de los medios de comunicación y diversos organismos»; reconocieron y aseguraron que no tienen una posición oficial sobre el proyecto que fue rechazado por el Senado de la Nación.

«Nuestros genocidas de la última dictadura no mataron a las mujeres embarazadas. Esperaron que naciera el niño y después desaparecieron o mataron a la mujer»; soltó el ex vicedecano y añadió: «Las Abuelas buscan los nietos porque a los nietos no los mataban, por el respeto que tenían hasta esos asesinos por el niño por nacer. Él no era guerrillero, era un tercero extraño. A la madre, ilegítimamente, le hacían lo que querían: la tiraban por el precipicio, la enterraban o la mataban».