Miércoles  24 de Enero en Carlos Paz, Córdoba, Argentina

Las insólitas exigencias de Nahir en la cárcel

Tampoco quiere comer lo que ofrece la Comisaría. La detenida solicitó que su madre le lleve comida casera.

Nahir Galarza confesó que mató de dos disparos a su novio, Fernando Pastorizzo. La joven de 19 años está detenida en la Comisaría de la mujer de la ciudad de Gualeguaychú al menos por 60 días, hasta que se resuelva su situación procesal. Mientras tanto, trascendieron algunas exigencias que realizó. Logró únicamente que le concedan uno de sus pedidos: un ventilador. 

La lista de deseos continuaba, pero fue rechazada. Nahir pidió un colchón y que un personal trainer la visite para entrenar y mantenerse en forma y entretenida. Como si fuera poco, tampoco quiere comer el menú de la Comisaría. Por eso, solicitó que su madre todos los días le lleve la comida casera que tanto le gusta.

Mientras la detenida intenta sentirse más cómoda continúa la investigación sobre su celular. El fiscal de instrucción, Sergio Rondoni Caffa, informó novedades con respecto a la causa. Accedieron a los registros telefónicos de Galarza. 

En el iPhone de la joven figuran 150 llamadas -entrantes o salientes- al Motorola de Pastorizzo durante el mes de diciembre. Las últimas registradas son del 29 de diciembre, el día que a las 5 de la madrugada Pastorizzo fue encontrado muerto en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. Estaba tirado en la calle con dos balazos en la espalda y en el pecho, junto a su moto y dos cascos al lado. 

En un primer momento, la joven declaró como testigo y dijo que había visto por última vez a su exnovio la noche anterior. Horas más tarde, se presentó ante la Justicia y confesó haberlo matado con el arma reglamentaria de su papá policía. 

Galarza seguirá con prisión preventiva por 60 días, de acuerdo a lo que resolvió la Cámara de Apelaciones de Gualeguay al rechazar el pedido de prisión domiciliaria con tobillera presentado por la defensa de la joven. 

Comentarios