Hoy se celebran los 40 años del Cuerpo Especial de Policía

Fue el primer cuerpo especial que tuvo la Policía de la Provincia de Córdoba y con el correr de los años se le fueron sumando disciplinas y especialidades que lo terminaron convirtiendo en una institución modelo.
viernes, 10 de agosto de 2018 · 11:42

Carlos Paz. El Cuerpo Especial de Policía celebrará este viernes los 40 años de su nacimiento y El Diario hace un repaso por su historia, desde su nacimiento en la ciudad de Carlos Paz, hasta los rescates más emblemáticos y la palabra de quienes alguna vez formaron parte de sus filas.

Se creó un 10 de agosto de 1978 por iniciativa del ex policía Enrique «Tito» Floux, quien propuso formar un cuerpo de especialistas en salvamentos acuáticos, alta montaña y custodia de personalidades.

Fue el primer cuerpo especial que tuvo la Policía de la Provincia de Córdoba y con el correr de los años se le fueron sumando disciplinas y especialidades que lo terminaron convirtiendo en una institución modelo. Hasta el nacimiento del CEP, las tareas más arriesgadas eran llevadas a cabo por los bomberos voluntarios de la ciudad de Córdoba (quienes tenían mucha limitación en cuanto a las herramientas que contaban en aquel entonces y a los medios de comunicación que poseían).

El nacimiento del Cuerpo Especial de Policía sirvió como puntapié inicial para la creación de otros como el G.E.S. (Grupo Especial de Salvamento) y el ETER (Equipo Táctico Especial Recomendado). Cientos de vidas salvadas a lo largo de 40 años, justifican largamente su existencia y su accionar.


El sueño de Floux, un visionario

La ex U.R.3 de la Policía de Córdoba (Unidad Regional 3), hoy conocida como Departamental Punilla, había comenzado con el denominado Operativo Verano en la década del setenta, con la llegada de turistas que estaban vulnerables a todo tipo de acciones en ríos, lagos y montañas.

Al identificar esta problemática, Enrique «Tito» impulsó el nacimiento del Cuerpo Especial de Policía, con asiento en Villa Carlos Paz. Durante una entrevista concedida a El Diario, recordó: «Yo prestaba servicios en la comisaría de La Cumbre y fui convocado para estos operativos de verano por el General Morresi, quien tenía a cargo la U.R.3. Cuando llegue a Carlos Paz, no había ningún elemento para rescatar a ninguna persona (ya sea del río o del lago). Lo único que teníamos era mucha voluntad y ganas de hacer las cosas bien. Por ese entonces, yo era un buceador profesional con muchos cursos encima, me había especializado en Puerto Madryn y las Antillas Holandesas».

«Esa especialidad le dio a mis superiores la idea de afianzar un cuerpo con personal especializado, tarea que me encomendaron. Recuerdo que el primer elemento que me dieron era un bote que salía de la Bahía del Gitano y al que le entraba agua. Una vez, nos tocó rescatar un cadáver cerca del paredón del dique y en esa oportunidad me acompañaron dos compañeros. Yo lo rescataba con el equipo de buceo y los otros dos estaban con un balde sacando agua del bote. Esta situación no tardó en llegar a los oídos de los altos mandos del Ejército, quienes nos mandaron al sur de la Provincia de Córdoba a buscar dos lanchas»; rememoró el fundador del CEP. «Me encomendaron que eligiera cinco o seis hombres de la fuerza para empezar a diagramar todas las actividades que íbamos a hacer. Lo elegí a Roberto Medinilla, que era experto en explosivos; a Ricardo Andrada, que era mecánico; al «Tico» Sosa, que conocía a un gran nadador como el «Trucha» Maldonado, un baqueano nacido en Los Gigantes y al cabo Prelat, que tenía experiencia en diversos rescates. La primera víctima que buscamos en Los Gigantes era un chico de apellido Macario, tardamos una semana y lo encontró justamente Maldonado, que era un gran rastreador»; destacó «Tito» Floux.

Por último, el ex comisario completó: «Teníamos solo una frazada para taparnos y gracias a esta experiencia, un coronel del Ejército me dio un cheque en blanco y me mandó a Córdoba a que comprara todo lo que me hacía falta. Así nació el C.E.P y teníamos la base en el Juzgado de Paz».


Los jefes que lo siguieron

Tras la salida de Enrique Floux, asumió Miguel Bernabé Martínez (quien llegó a ser subjefe de la  Policía de la Provincia, Rubén García y Gustavo Heredia. Siguieron Mario García y Andrés Brunori.


Rubén García: «La base funcionaba en una casilla rodante en Playa Esmeralda»

El actual jefe del área de Inspectoría General de la Municipalidad de Carlos Paz, Rubén García, fue el tercer jefe que tuvo el Cuerpo Especial de Policía y señaló: «Egresé de la Escuela de Oficiales de la Policía de Córdoba en 1984 y luego de la temporada estival, me incorporé a este cuerpo. Por ese entonces, teníamos como base una casilla rodante que estaba instalada en Playa Esmeralda. En 1984, el cuerpo ya había tomado forma y eso nos posibilitó acceder a muchas especialidades como custodio de personalidades, desactivación de explosivos y búsqueda de personas, entre otras».

El ex comisario destacó que uno de los grandes orgullos de su carrera profesional fue haber sido parte de esta fuerza especial que hoy celebrará las cuatro décadas. «Fui jefe por varios años y creo que cada uno dejó su granito de arena para que esa institución sea lo que hoy representa»; indicó.


Brunori: «Somos quienes mejor conocemos el lago San Roque»

Actualmente, el comisario Andrés Brunori está al frente del C.E.P y declaró a El Diario: «Cumplimos cuarenta años y es importantísimo para nosotros. Somos la única provincia que controla sus aguas internas y nosotros somos quienes mejor conocemos el lago San Roque». «Brindamos seguridad al pueblo carlospacense y a la grandísima cantidad de turismo que llega a esta ciudad. Este puesto de trabajo es nuestra casa y la cuidamos, tenemos pasión y amor por lo que hacemos y trabajamos bajo el valor de la humildad y con un gran compromiso con la sociedad y con quienes nos visitan».