Investigan si hubo abusos en la «Fundación Dolto» de Carlos Paz

La fiscal de Río Segundo, Patricia Baulíes, dispuso un allanamiento en el inmueble que funcionaba en la calle Gobernador Ferreyra 539 para determinar si allí se cometieron los delitos denunciados.
viernes, 10 de agosto de 2018 · 14:18

Carlos Paz. La justicia avanza con la investigación para conocer el funcionamiento de las sedes que la «Fundación Dolto» tenía en las ciudades de Córdoba y Carlos Paz, tras la denuncia de pacientes vinculadas a extorsiones, amenazas, abusos, consumo de drogas y trata de personas.

La fiscal de Río Segundo, Patricia Baulíes, dispuso un allanamiento en el inmueble que funcionaba en la calle Gobernador Ferreyra 539 para determinar si allí se cometieron los delitos denunciados.

El principal sospechoso que tiene la causa es el psicólogo Marcelo Bazán y concretamente, los testimonios de los denunciantes dan cuenta de supuestas «orgías» que podrían haberse sucedido en la casa ubicada en el barrio Santa Rita. El profesional se encuentra alojado en el penal de Bouwer y la ONG Red LibreMentes radicó una serie de presentaciones judiciales contra los referentes de Dolto. 

Se presume que algunos de los delitos que se le imputan a Bazán y sus allegados podrían haber sucedido en esta ciudad, además de los centros que se encuentran distribuidos en otros puntos de la capital cordobesa.

La «Fundación Dolto» tenía sucursales propias, pero también vendía franquicias y muchos fueron los profesionales que compraron la licencia sin tener conocimiento del funcionamiento interno. En concreto, los pacientes denunciaron que a medida que avanzaban con el tratamiento, eran aislados económica y socialmente, muchos incluso dejaban de frecuentar a sus amistades y se alejaban de sus familias y luego comenzaba a ejercerse un control pleno sobre sus facultades.

En la denuncia que investiga la fiscal Baulíes se dan cuenta de prácticas sectarias, apropiaciones de bienes y orgías que habrían sido grabadas y luego utilizadas para extorsionar a los involucrados. Asimismo, se investiga si por orden de Bazán se suministraban drogas como alcohol, cocaína y marihuana a los pacientes como parte de su tratamiento.