Miércoles  24 de Enero en Carlos Paz, Córdoba, Argentina

El sedentarismo es una de las cuatro principales causas de muerte y más de la mitad de los argentinos lo padece

El 55,1% de los argentinos tiene un bajo nivel de actividad física, y este indicador negativo tiende a aumentar con los hábitos sedentarios de las nuevas generaciones.

Buenos Aires.- Lo que somos como seres humanos es el resultado de un largo proceso evolutivo que incluyó, entre muchas otras cosas, el haber estado permanentemente en movimiento; en las últimas décadas nuestras costumbres, contrariando a nuestra propia naturaleza, nos han vuelto cada vez más sedentarios –en la Argentina, el 55,1% casi no tiene actividad física, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación– y el desafío es, paradójicamente, volver a poner el cuerpo en movimiento bajo el argumento –más que científicamente demostrado, una absoluta obviedad– de que la actividad física y el deporte son beneficiosos para el corazón y para la salud y el bienestar físico y mental de todo el mundo.

Además de mejorar el estado físico (fuerza, resistencia, flexibilidad, coordinación), el hábito de realizar una hora diaria de actividad física mejora la función cardiovascular, ayuda a mantener un peso adecuado, disminuye el colesterol “malo” o LDL e incrementa el “bueno” (HDL) , normaliza los niveles de azúcar en la sangre , ayuda al control de la presión arterial , facilita la absorción de calcio en los huesos y mejora el descanso. A estos comprobadísimos beneficios físicos se suman la mejora del humor y de la autoestima, la reducción del estrés y la posibilidad de relacionarse con otros en la actividad.

Las posibilidades y las condiciones para realizar actividad física son diferentes en la población general según la edad, en el deporte de alta competencia y en la rehabilitación, para personas que ya han sufrido un evento cardiovascular (y que, por supuesto, también se benefician de un programa de ejercicios adecuado y supervisado).

Comentarios