¿Cómo hacen los clubes carlospacenses para sobrevivir a la cuarentena?

viernes, 10 de abril de 2020 · 19:12

La situación que atraviesan los clubes de Carlos Paz se ha vuelto extrema a partir del endurecimiento del aislamiento obligatorio por el coronavirus, ya que al no poder desarrollar ninguna actividad, no cuentan con nuevos ingresos y los directivos empiezan a experimentar problemas para afrontar los gastos fijos de cada institución como servicios y sueldos.

Omar Acosta es presidente del club Sportivo Rivadavia y destacó: «Todas las actividades del club están suspendidas obviamente porque hay que quedarse en casa. No estamos cobrando la cuota social porque no tenemos actividades. Pero nos cuesta cobrar la cuota con actividades normales, así que ahora es más complicado todavía. Tenemos gastos de agua y luz y para pagarlos, tendremos que esperar porque no tenemos forma de generar dinero. Con un poco que teníamos ahorrado, cubrimos algunas cosas pero ahora es imposible. Esta es una realidad que está afectando a todos los clubes de Carlos Paz. Algunos todavía tienen más problemas que nosotros, ya que tienen personal trabajando y deben pagar sueldos».

En tanto, desde el Club de Pesca, Alejandro Fantolino, puntualizó: «La situación del club es similar a la de otras instituciones, no tenemos ningún tipo de ingreso, solo algunas cuotas de quienes tienen una buena posición y ayudan de forma solidaria. Entendemos que nosotros, como club, cumplimos una misión muy importante en la contención de la gente y estamos intentando hacerlo a través de las redes sociales y con el contacto permanente con padres y chicos. La situación económica es complicada, teníamos algunos ahorros que hemos utilizado para pagar parcialmente los sueldos porque tenemos siete profesores, más el personal administrativo y de mantenimiento».

Una panorama similar se vive en el Club Atlético Carlos Paz. Carlos Marguetti, presidente de la institución, dijo: «Esperamos que todo esto pase lo más rápido posible y con el menor daño para los clubes. Nosotros estamos sin actividades desde el 15 de marzo, tenemos varios empleados y corresponde pagarles el sueldo, evidentemente sin generar ingresos estamos ante una situación muy mala y tratando de hacer un esfuerzo personal. También estamos realizando los trámites pertinentes a distintos niveles, tanto municipal, provincial y nacional para ver si recibimos alguna ayuda para paliar esta situación».

En el mismo sentido, la presidenta del Club Sarmiento, Cristina Arias, explicó: «Estamos sobrellevando la situación como podemos y cumpliendo con el aislamiento. Suspendimos todas las actividades, esto nos sorprendió a todos y alcanzamos a sanear todo el mes de marzo con los sueldos del personal, los gastos fijos y los profesores. Por el momento, estamos al día, pero iremos viendo como suceden las cosas y al socio no podemos presionarlo para cobrar una cuota. Estamos todos en la misma y no se puede salir a trabajar, debemos apoyarnos todos juntos. Con los gastos fijos que van a seguir llegando, vamos a ver la forma de que nos ayuden con algún subsidio o préstamo para que nos vayamos manejando».

Gabriel Acosta, integrante de la comisión directiva del Club Sportivo Bolívar, precisó: «Nosotros particularmente fuimos cerrando las actividades antes de la cuarentena porque nos dábamos cuenta de que la situación era muy compleja, licenciamos a los jugadores y al cuerpo técnico. Por el lado deportivo, se hacen trabajos virtuales, charlas y ejercicios específicos. Por el lado económico la situación es crítica, ingreso cero con la obligación de pagar los sueldos. Armamos un plan de contingencia pensado para dos meses, donde vamos a tratar de buscar fondos de algún lado. Algunos socios están haciendo aportes especiales y tenemos jugadores que están pagando su cuota con normalidad y otros que aportan lo que pueden».

Uno de los clubes más afectados por la situación es Independiente de Playas de Oro. Víctor Invernizzi reconoció: «Tuvimos que suspender todas las actividades, si bien los chicos mantienen contacto por Internet con sus profesores y van haciendo trabajos físicos y manteniéndose en forma, en lo económico no tenemos ningún ingreso. Se no está haciendo muy difícil y desde la Liga Cordobesa se pensó en enviar una nota al gobierno de la Provincia para que cubra los gastos fijos. Cuando se levante la cuarentena vamos a encontrarnos con boletas que no podemos afrontar y esperemos recibir alguna ayuda».

Finalmente, Pablo Minardi, presidente del Carlos Paz Rugby Club agregó: «Hemos tomado varias medidas en la institución, se dispuso que sólo trabaje el personal de mantenimiento y con los chicos creamos plataformas virtuales para que puedan seguir entrenando. También se ha implementado la reducción del 50% de la cuota y con esto logramos mantener el pago de los profesores y el personal del club. Somos receptores de la información de la Red Online de Acción Social, para luego transferirla a la Municipalidad y que se pueda ayudar a la gente. Estamos en contacto con diario con la comisión directiva para ir activando las diferentes áreas desde las plataformas virtuales, además de tener un contacto estrecho con la Unión Cordobesa de Rugby y mantenernos informados en el rugby y también en el hockey».

Galería de fotos

Comentarios