La cuarentena provocó el cierre de cinco gimnasios en Carlos Paz

viernes, 17 de julio de 2020 · 13:12

Tras más de cien días de cuarentena y todavía sin saber cuando serán habilitados para reabrir sus puertas, comenzaron a cerrarse algunos de los gimnasios más tradicionales de Carlos Paz y hay preocupación por la pérdida de puestos laborales. La pandemia golpeó duro al deporte y los efectos colaterales empiezan a sentirse en la ciudad.

En total, ya son cinco los establecimientos que bajaron la persiana en las últimas semanas por la crisis económica y las autoridades sanitarias aún no fijaron fecha para que los sobrevivientes puedan volver a trabajar.

«La situación de los gimnasios en Carlos Paz es desesperante, todos tuvieron que dejar de pagarle a sus empleados y cinco gimnasios tuvieron que cerrar. Dentro de ellos, dos de los gimnasios más viejos de la ciudad: Aquiles y el gimnasio de Pablo Cavallaro. Desde el Centro de Operaciones de Emergencias no tenemos ninguna respuesta, siempre hay que seguir esperando. En Córdoba, se ha contagiado un 5% de la población y no sabemos cuántos más estaremos así»; expresó Javier Lorenzo, propietario de Aires Gym. «No sabemos cuándo podremos volver a trabajar, porque no hay información concreta»; destacó.

Uno de los gimnasios que cerró pertenece al deportista Pablo Cavallaro, quien contó a El Diario: «La pandemia y la cuarentena influenciaron y tomé la decisión de alquilar o vender la propiedad donde estaba el gimnasio. Voy a seguir trabajando con la plantilla de alumnos que tengo, pero entrenaremos al aire libre. Cuando empezó la cuarentena me puse a pintar el salón y las máquinas, pero a los dos meses tuve que tomar la decisión de cerrar porque me di cuenta que esto venía para largo».

Pablo Koyro es dueño de un importante establecimiento ubicado en la zona sur de la ciudad y agregó: «Es una situación insostenible, no compartimos los criterios del COE porque no nos consideran un rubro esencial. Es una excusa que ponen, yo no estoy en contra de nadie, pero pienso que todos debemos trabajar. Nuestra situación es terminal, se están cerrando gimnasios en la ciudad y es necesario que comprendan que somos centros de salud. Fuimos de los primeros rubros en cerrar y todavía no podemos volver, tenemos los protocolos de bioseguridad aprobados pero no dicen cuando volveremos a trabajar».

Galería de fotos

Comentarios