Historias de pasión.

Los hermanos García, una vida juntos en Independiente de Playas de Oro

martes, 4 de agosto de 2020 · 18:42

Martín y Franco son «El Yayo» y el «Cholu», comparten la vida por ser hermanos pero también comparten su pasión por el fútbol. Ambos son hinchas y jugadores de Independiente de Playas de Oro y tuvieron el privilegio de compartir juntos torneos de la Liga de Punilla y la Liga Cordobesa de Fútbol. 

La historia comenzó cuando Don García fue al club y habló con Luis Gallardo, entrenador de aquel entonces, para ver si sus hijos tenían un lugar en el equipo. Desde ese momento, los García y el «Rojo» son un sólo corazón. «El Cholu» y «el Yayo», uno defensor y otro delantero, siempre se las arreglaron para hacer de las suyas dentro y fuera de la cancha.

«Llegamos con 9 y 11 años de edad, pasamos toda la infancia en el club más allá de que antes pasamos por algunas escuelitas de fútbol. Siempre la luchamos, a pulmón y metiéndole mucha garra. El momento más importante que vivimos en el club fue cuando ganamos la final de la Liga Punilla, éramos la categoría más grande en el año 2004 y le ganamos la final a Atlético de La Falda en un partido desempate y me tocó marcar un gol. Después dimos el salto a la Liga Cordobesa casi con el mismo plantel»; recordó Franco, en diálogo con El Diario.

«Independiente en nuestra vida, llegamos desde muy chicos e hicimos cosas muy buenas. El club en nuestra vida significa mucho y ojalá algún día pueda la institución estar en Primera División de la Liga Cordobesa. La mayoría de las cosas las hacemos juntos con mi hermano porque mis viejos nos criaron así y creo que hicimos historia juntos»; agregó.

«Somos hinchas de Independiente y amamos a este club, a los chicos les digo eso, hay que valorar cuando se ponen esta camiseta para defenderla a muerte»; aseguró. 

Su hermano Martín se retiró el año pasado, con 34 años vistiendo la camiseta de Independiente, y dijo: «Nos tocó vestir estos colores en la Liga de Punilla y en la Liga Cordobesa. Salimos campeones en las ligas infantiles y en la Liga de Punilla también, grandes momentos personales junto a mi hermano y también para el club. Independiente tiene un significado muy importante, es nuestra segunda casa, hemos aprendido muchas cosas gracias a la gente que estuvo en el club como Luis Gallardo, Pucho, Guzmán y Palacios».

«Nos enseñaron a respetarnos y tener mucha humildad siempre en los buenos y en los malos momentos. Nos formamos con jugadores y personas. En la vida como en el fútbol, tratamos de hacer las cosas bien. Jugar juntos es lo más lindo que nos pasó en el fútbol, lo que hacíamos era por amor a la camiseta y al fútbol»: concluyó Martín.

Galería de fotos

Comentarios