Imputaron a los presidentes de River y Vélez por «propagar la pandemia»

martes, 5 de octubre de 2021 · 00:27

Buenos Aires. El Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires imputó ayer al presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, y al presidente de Vélez Sarsfield, Sergio Rapisarda, de los delitos de “propagar la pandemia” y “resistencia a la autoridad”, debido a la violación del aforo máximo del 50% de capacidad de sus estadios para los partidos que jugaron contra Boca e Independiente, respectivamente, este fin de semana.


El titular del organismo porteño, Juan Bautista Mahiques, confirmó en diálogo con A24 la acusación contra ambos dirigentes, que es por violar el artículo 205 y 239 del Código Penal que fue incluido en el decreto que estableció la vuelta de los hinchas a las canchas de fútbol, en el marco de la normalización de las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus en Argentina. “Lo que sucedió fue una tomadura de pelo”, aseguró el funcionario, en diálogo con Luis Novaresio.


Según Infobae, los investigadores comprobaron que en las cámaras de seguridad del club se puede comprobar que todos los hinchas que pudieron ingresar al estadio, estimado en al menos 50 mil personas, lo hicieron de manera tranquila, sin desbordes y pasando por los molinetes de manera normal. Así, la principal hipótesis que manejan en la Fiscalía es que los molinetes podrían haber sido alterados por los propios responsables del club para permitir un ingreso mayor al que la normativa había fijado.


Según el decreto presidencial, en la cancha podrían haber ingreso hasta 36 mil personas, bastante menos que lo visto en las tribunas del Monumental, en la victoria ante Boca, por 2 a 1.


”No es que la gente saltaba los molinetes, no hubo un desmán, ni un episodio de violencia para irrumpir adentro de la cancha. Los casi 50 mil personas entraron pasando por un molinete, sin que estuviera controlado para poner un freno ante el exceso de capacidad”, indicaron las fuentes.


En el operativo, llevado adelante por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, secuestraron toda la información que tiene que ver con los accesos, como las cámaras de video y el software de los molinetes. La fiscalía además intimó al club a presentar más documentación, que no fue entregada por motivos técnicos, un un plazo máximo de 48 horas.


Los casos de River y Vélez son dos de los varios que vulneraron el límite de aforo del 50%. Belgrano y San Martín de Tucumán desbordaron sus estadios en la Primera Nacional. El viernes, el foco había sido puesto en el estadio Julio César Villagra, más conocido como El Gigante de Alberdi, el hogar del Celeste. Allí, donde el local se impuso 1-0 ante Deportivo Riestra, se estimaba que iban a ser unas 15 mil personas las que iban a poder ingresar al estadio del conjunto cordobés, pero a juzgar por las imágenes fueron más las que vieron el triunfo del Pirata.


Y ayer, casi al unísono con la reunión en la que la dirigencia se propuso tomar medidas, el Santo tucumano jugó a cancha repleta frente a Gimnasia de Mendoza. Incluso, el propio club, desde su cuenta de Twitter, se ufanó de la particularidad, posteando una foto del estadio La Ciudadela rebosante, con la leyenda: “Bienvenidos al estadio más caliente del país”. (Infobae)

Comentarios