Ajedrez: el ruso Nepomniachtchi es el retador de Carlsen por el título mundial

martes, 27 de abril de 2021 · 13:49

Rusia. El ruso Ian Nepomniachtchi, de 30 años, será el aspirante al título mundial del noruego Magnus Carlsen, el próximo mes de noviembre en la Expo de Dubai (Emiratos Arabes) con una bolsa en premios de 1,7 millones de euros, tras ganar con una jornada de antelación el Torneo de Candidatos que se celebra en Ekaterimburgo (Rusia).


Nepomniachtchi empató en la 13ª y penúltima ronda con el francés Maxime Vachier Lagrave, mientras que el neerlandés Anish Giri, perdió en una partida en la que asumió muchísimos riesgos con el ruso Alexander Grischuk. Con un punto de ventaja y mejor desempate, el gran maestro de Bryansk, 3º en las listas mundiales, tratará de recuperar la corona para Rusia, después de que su compatriota Vladimir Kramnik la perdiera en 2008.


Gran torneo de Nepomniachtchi, tanto en la primera vuelta disputada hace un año, como en la segunda. Si, inicialmente, el favorito era el estadounidense Fabiano Caruana, lo que le benefició al quitarle responsabilidad, en la segunda se ha dedicado no tanto a jugar a ganar como a no perder. Vachier Lagrave, colíder en la reanudación, Caruana y Giri han ido perdiendo partidas y despejándole el camino.


Nepomniachtchi es un jugador de gran talento que tiene la misma edad que Carlsen. El ruso con un brillante palmarés en categorías inferiores -campeón del Europa sub-10, y sub-12, campeón del Mundo sub-12, etc-, campeón de Europa absoluto en 2010, etc., es uno de los pocos jugadores que tiene mejor resultados particulares en ajedrez clásico con Carlsen, con un balance de 5 victorias, 11 empates y 3 derrotas. Aunque estas matemáticas son favorables al campeón desde 2019: +3 =7 -1. Pero una cosa son los torneos y otra un encuentro individual a 14 partidas.


La experiencia de Carlsen -campeón del mundo desde 2013- ante un rival de la misma generación, pesará en un encuentro de estas características. Sin embargo, el talento de Nepomniachtchi es indiscutible, y si logra controlar su irregularidad, como ha hecho en Ekaterimburgo, puede ser un dificilísimo adversario. (Marca)

Comentarios