El elogio de Lineker a Messi tras ganar la Copa América

lunes, 12 de julio de 2021 · 00:08

Reino Unido. Luego del histórico triunfo de la Argentina ante Brasil y su consagración en la Copa América en el mítico Estadio Maracaná, los saludos y reconocimientos hacia Lionel Messi no tardaron en llegar desde cualquier parte del mundo. Entre ellos el de Gary Lineker, el histórico goleador inglés, quien afirmó que el mérito conseguido por el crack rosarino debería significarle un nuevo Balón de Oro.


El ambiente del fútbol se emocionó por el logro de Messi, que por primera vez ganó un certamen con la selección Mayor, con el valor agregado de vencer al clásico rival y en su casa. Pero además, por cortar una sequía de 28 años sin títulos. Leo ya había sido campeón con el combinado Sub-20 en 2005 y ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008.


Lineker fue el máximo anotador en el Mundial de México 1986 con seis conquistas y también jugó en el de Italia 1990. Hoy es comentarista y, luego de la final del torneo sudamericano, expresó en su cuenta de Instagram: “Felicitaciones a la selección argentina por ganar la Copa América. Un éxito en un torneo grande para Messi después de tantos fallos y de una espera tan larga. Ha sido muy bueno en este torneo y otro Balón de Oro es un hecho. El indiscutible GOAT (greatest of all times/mejor de todos los tiempos) del fútbol mundial. Estoy emocionado por el diminuto gigante de nuestro juego”. La sigla “GOAT” suele representarse con un cabra, la figura que puso Gary en su posteo.


Messi ya ganó seis veces el Balón de Oro (2009, 2010, 2011, 2012, 2015 y 2019) y la posibilidad de que se quede con otro trofeo comenzó a vislumbrarse luego de su consagración con la selección argentina.


El británico de 60 años también jugó en el Barcelona, el club donde Leo Messi aún no renovó su contrato para la próxima temporada. En su perfil de la mencionada red social elogió en varias oportunidades al argentino, destacando marcas de La Pulga y otros méritos. Por caso el día que lo conoció y escribió: “Un placer absoluto por finalmente poder conocer al hombre que creo que es el mejor futbolista de todos los tiempos, y resulta que Leo Messi también es un caballero completo”.


En otra oportunidad, subrayó a Messi y a Cristiano Ronaldo: “Tenemos la suerte de vivir en la época de Messi y Ronaldo. Dos futbolistas muy diferentes. Dos personas muy distintas. Dos ganadores. Dos jugadores que se animan. Dos gigantes del hermoso juego”.


O en un partido en la Catedral, aseveró: “Un privilegio estar en Wembley para ver actuar a este verdadero genio”. E incluso llegó a sentenciar que “ver a Messi en vivo hace que la vida valga la pena”.


Más allá de la rivalidad entre Argentina e Inglaterra, Lineker es muy respetuoso del fútbol albiceleste y siempre destacó a su contemporáneo Diego Armando Maradona, a quien visitó para hacer un documental. También lo despidió de forma sentida cuando falleció el Diez.


De hecho Lineker fue testigo privilegiado de los goles (en especial el segundo) que recibió del recordado capitán argentino en el certamen de México, aquel inolvidable 22 de junio de 1986 en el Estadio Azteca, aunque Gary tuvo el aliciente de marcar el descuento para su equipo.


Messi, por su parte, ayer igualó otra marca histórica: alcanzó recordado arquero chileno Sergio Livingstone como el futbolista con más encuentros en Copa América (34). Además de ser el máximo goleador con la selección nacional producto de sus 76 tantos, es el máximo anotador (42) en torneos oficiales de la Albiceleste y a nivel selecciones sudamericanas está a solo un gol de Pelé. En esta Copa América batió otro récord que fue convertirse en el jugador con más presencias en la Selección, 151 partidos con el del sábado.


Fue un gran desahogo para Leo luego de cuatro finales perdidas con la Selección, tres por Copa América, 2007, 2015 y 2016 y la del Mundial 2014. Luego de 16 años de su debut, consiguió el anhelado título.


La Albiceleste venció por la mínima con un golazo de Ángel di María a los 21 minutos del primer tiempo y luego se defendió bien en un partido muy cortado por las faltas de ambos lados y donde se jugó con dientes apretados. Fue una hazaña la conseguida en el Estadio Maracaná, el más emblemático de Brasil. (Infobae)

Comentarios