Lautaro Pérez, una joven promesa carlospacense en la Selección de Punilla

martes, 22 de noviembre de 2022 · 20:33

Villa Carlos Paz. Lautaro Pérez vive en el barrio Carlos Paz Sierras junto a su familia y desde muy chico supo que todo lo que quería era poder atajar en un equipo de fútbol. Con 14 años fue seleccionado para jugar en la Liga de Punilla, donde enfrentó un gran desafío para él. Actualmente es el arquero del Club Sportivo Rivadavia de Villa Carlos Paz, donde entrena tres veces por semana.
 

Siempre cuenta con el apoyo incondicional de su mamá, Eugenia González, y su papá Franco Pérez, quienes asisten a la cancha en cada partido junto a gran parte de la familia y sienten orgullo de que Lautaro haya sido ternado en la Fiesta del Deporte Local, en la categoría «Jóvenes promesas de Punilla». 

 


«Cuando empecé a jugar en el arco no quise salir más, cuando me tocó debutar en la Selección de Punilla me puse un poco nervioso, pero depende del partido, cuando juego con mi club no tanto, mis compañeros me tienen confianza», afirmó Lautaro.


«Mi referente es el Dibu Martínez. Como sueño de todo adolescente me gustaría llegar a un equipo grande de Primera, sería hermoso, es mi sueño. Me llenó de alegría llegar al Seleccionado de Punilla, y sería muy emocionante llegar al Seleccionado Argentino. Con mi papá siempre vemos los partidos y hablamos, damos nuestras opiniones, pensamos casi iguales, así que no hay discusiones con él por el fútbol», finalizó el joven arquero.

 


«Nosotros lo empezamos a llevar al Club Sportivo Rivadavia cuando tenía seis años aproximadamente. Empezó jugando en centro del campo como cualquier chico, pero después de un par de partidos se dio cuenta que le gustaba ir al arco y desde entonces no salió más», explica su papá Franco.


«En la Liga de Punilla se hace una vez al año un seleccionado de pibes sub 13 y 15 y este año lo seleccionaron para participar del Torneo Interligas que se jugó en Río Tercero. Jugaron tres partidos, era su primera experiencia de concentrar en un hotel, era algo nuevo y sobre todo le sumó como experiencia».


«Lo acompañamos siempre con la mamá, los dos hermanos, los abuelos y hasta su bisabuelos. Estamos recontentos, que este año lo hayan seleccionado para él fue un empujón anímico importante», finalizó Franco.

Comentarios