Filba: la narradora Joyce Carol Oates abrió el festival

sábado, 17 de octubre de 2020 · 00:16

Buenos Aires. La narradora estadounidense Joyce Carol Oates abrió el Festival de Literatura de Buenos Aires (Filba) con una serie de reflexiones en las que aseguró que una buena escritora "debe pasar inevitablemente tiempo en soledad", a la vez que ponderó al feminismo y al auge de la identidad étnica como los cambios más significativos de la cultura de su país y destacó que la literatura "nos enseña que necesitamos vivir con sororidad".

Una década tardó en volverse real el deseo de los organizadores de Filba de sumar a su agenda a la autora de "Infiel" y "Memorias de una viuda" pero finalmente se concretó. Y así, gracias a los atributos de la virtualidad –la narradora de 82 años evita actualmente los largos desplazamientos- sus seguidores pudieron acceder a ricos apuntes sobre su educación literaria, su escepticismo acerca del escenario que dejará la pandemia y su posicionamiento sobre el presidente estadounidense Donald Trump, entre otros temas.

"Para mí, la literatura empieza con un estado de misterio. Te preguntás ¿por qué eso sucedió de ese modo?, ¿quién es esa persona? Y si conocés a alguien que te genera una impresión, tal vez sientas que esa persona es una figura misteriosa, y querés comprender a esa persona", aseguró la narradora desde un cuarto con sus paredes enteramente tapizadas de libros, uno de los ambientes que forman parte de su espaciosa casa en las afueras de Princeton (Nueva Jersey).Y ejemplificó: "Creo, por ejemplo, que Tolstoi escribió 'La guerra y la paz' debido a su gran obsesión con Napoleón. Si Napoleón no hubiese sido una gran obsesión para Tolstoi, no hubiese escrito 'La guerra y la paz'".

Oates aseguró también que todos los escritores están dominados por cierta obsesión o evento en sus vidas: "Para muchas personas que atravesaron la guerra, esos eventos terribles van a regresar y van a sentir que deben escribir sobre eso. Si el amor es decepcionante o termina mal, algunas querrán escribir sobre un matrimonio que no funcionó, que parecía tan perfecto, y de repente algo sucedió. Este es el elemento del misterio", remarcó.

Conocida por novelas en las que indaga sobre el abuso sexual y otras violencias ejercida sobre las mujeres por hombres y sociedades que llevan incrustadas la marca de un patriarcado atávico, Oates dedicó parte de su presentación a reflexionar sobre las conquistas del feminismo. "Comencé a escribir sobre el tema cuando era joven, tenía veintipico de años. Escribí mucho sobre niñas y adolescentes lidiando con sobre un mundo potencialmente violento contra las mujeres, y cómo es necesario que las mujeres y las niñas se unan", evocó.

Luego, Oates expresó su escepticismo acerca de las transformaciones sociales que podría generar esta situación: "No creo que haya un cambio en la sociedad después de la pandemia. No hubo un cambio en la sociedad en la humanidad después de la gripe española de 1918. No creo que las personas hayan cambiado", analizó.

"Creo que la ciencia aprenderá, los científicos se están enfocando en las epidemias y enfermedades infecciosas. Aprenderemos de ello. Pero lamentablemente las naciones están gobernadas por políticos y muchas veces los políticos son anti-ciencia. Un presidente ignorante, como Donald Trump que es extremadamente ignorante, desprecia la ciencia. Y si tenés un líder que ignora la ciencia, no importará demasiado. En cambio, si tenés un líder que es inteligente y tiene asesores que van a seguir las directrices científicas, entonces sí habrá un cambio", argumentó.

Más adelante, la escritora dijo que el ritual de la escritura está atravesado por un "fervor religioso" y que si bien "la religión no se supone a sí misma como mitológica o metafórica -las personas religiosas no piensan que están hablando de algo metafórico cuando hablan de Dios-", la literatura podría considerarse "como otra expresión de la imaginación humana: la creación de dioses, religiones y deidades".

Comentarios