La Orquesta Provincial de Música Ciudadana celebró sus 28 años

domingo, 10 de mayo de 2020 · 00:29

Córdoba. La Orquesta Provincial de Música Ciudadana, cuerpo estable con asiento en el Teatro del Libertador, celebró ayer su 28° aniversario. Su debut fue el 9 de mayo de 1992 en el Teatro Real. Ese día, el tango de Córdoba alcanza un hito en su larga marcha por los arrabales del barrio El Abrojal, la Segunda, el Teatro Novedades, donde cantó Carlos Gardel, hasta llegar al Teatro Real, en el corazón de la ciudad de Córdoba, donde se produjo el debut de la Orquesta Provincial de Música Ciudadana.

La formación original de la orquesta estaba constituida por Finlay Ferguson (primer violín solista), Juan Depetris (violín), María Tesouro (viola), Alicia Vergara (violonchelo), Francisco Barroso (guitarra solista), Sergio Audisio (flauta), Claudio Duverne (piano), Darío Iscaro (guitarra eléctrica), Víctor Pissini (bajo), Carlos Nieto hijo (percusión). El plantel se completaba con los intérpretes Nelson Castro y Dante Garello, el copista Dante Ascaíno, bajo la dirección artística y bandoneón de Carlos Nieto, detalla el historiador Efrain Bischoff en su libro ­­­Córdoba y el tango (1994).

El maestro Nieto apunta que la agrupación se armó con elementos de la escuela de música popular La Colmena y el Conservatorio Provincial de Música Félix Tomás Garzón. Carlos Nieto nació en Jesús María, el 12 de marzo de 1947. A los 9 años de edad, tocaba el bandoneón junto a su padre, también bandoneonista, en bailes populares. Estudió en Córdoba con el bandoneonista Eduardo Baravalle, con Mario Perini, músico de formación clásica que compuso tango, y con Nicolás Alfredo Alessio, pianista.

A pedido del público

Nieto recuerda cuando la orquesta actuó en la velada Patria del 9 de julio de 1992, en el Teatro del Libertador San Martín, con la participación del poeta Horacio Ferrer. El autor de la Balada para un loco atravesaba el duelo por el fallecimiento de Astor Piazzolla, ocurrido el 4 de julio de ese año. El 10 de marzo de ese año, falleció el compositor cordobés, Benigno Ochoa, quien escribió la música de tangos como Abrojalera y Esa que pasó, subraya Bischoff en dicho libro.

La segunda función de la tradicional velada Patria por la Declaración de la Independencia estaba dedicada al público en general. El teatro se colmó. Tan grande fue el entusiasmo despertado por la flamante orquesta de tango, que debieron agregarse varias funciones más y todas a sala llena.

La academia cordobesa

El poeta Horacio Ferrer, promotor de filiales de la Academia Nacional del Tango, propone la creación de la primera delegación en el interior con sede en Córdoba. Efectivamente, así aconteció. El 10 de diciembre de 1992, en vísperas del Día Nacional del Tango, se celebró la creación de la filial Córdoba de la Academia Nacional del Tango con un concierto de la Orquesta de Música Ciudadana. Los miembros de la comisión local eran, según detalla Nieto, Abraham Obeide, Marcos Marchini, Daniel Díaz, Carlos Nieto y Nelson Castro.

Un abrazo a la emoción

La danza, componente esencial de la música ciudadana, acompaña a la orquesta desde los primeros tiempos. Alejandra Carabajal y Alejandro Barrientos formaron la primera pareja de baile, quienes fueron sucedidos por Andrea y Marío, y hoy continúan Rosalía y Walter.

Con el transcurso del tiempo, Carlos Nieto fue reemplazado en la dirección artística por el maestro Osvaldo Piro, destacado bandoneonista y compositor, quien proyectó la orquesta a una esfera nacional, y logró la grabación del primer disco de la agrupación, Eclipse (2007).

Tras la impronta musical que Piro dejó en el cuerpo artístico, el maestro Damián Torres asumió la dirección de la orquesta provincial de tango. Bajo la dirección de Torres la orquesta alcanzó su segundo disco, 20 años no es nada (2014). El actual director uno de los nombres propios de la nueva generación de artistas de tango. Bandoneonista, compositor y arreglador musical, Torres conduce una etapa de expansión del tango desde Córdoba al mundo.

Comentarios