Adrián Otero: "El jinete del blues" que murió el día que comenzaba a vivir

viernes, 31 de julio de 2020 · 17:03

El ex cantante de Memphis, la Blusera, cumpliría hoy 62 años. Ganó trascendencia con la banda que formó en La Paternal en 1978 y disolvió en 2008. Anhelaba vivir en el valle de Punilla y para ello había alquilado una casa en La Cumbre. Tras liquidar algunos bienes en Capital Federal, y en viaje al lugar de sus sueños, encontró la muerte en la autopista Córdoba-Rosario, a la altura de la localidad de Ballesteros un 12 de junio de 2012. 

 

Valle de Punilla

Hoy cumpliría 62 años Adrían Otero, el "blusero" ex lider de la banda "Memphis, la Blusera", que murió el día que había decidido comenzar a vivir. Enamorado del valle de Punila y en particular de La Cumbre y Capilla del Monte, otero había liquido sus bienes en la ciudad autónoma de Buenos Aires y camino a Córdoba, murió trágicamente. Sin embargo, el mito sigue viviendo.  

Adrián Otero nació el 31 de julio de 1958.De joven se ganó la vida como cocinero, periodista deportivo y artesano en viajes por América, Europa y Africa. Pero ganó la trascendencia con Memphis La Blusera, el insigne grupo formado en La Paternal en 1978 y disuelto en 2008, cuando Otero decidió abandonarlo y sus compañeros Daniel Beiserman y Emilio Villanueva conformaron Viejos Lobos del Blues.

Nació el 31 de julio de 1958 en Buenos Aires. Su encuentro con la música se dio paulatinamente. Primero, como una compañía mientras cursaba estudios en psicología. Luego, se decidió a formar una banda, a la que llamó Memphis, la blusera. Y allí comenzó la leyenda.

Catalogada como la banda más longeva de la historia del rock argentino, Memphis, La Blusera, popularizó canciones emblemáticas  como "La bifurcada", "La flor más bella" y tantas más, realizó giras por toda Latinoamérica.

En 2007, tuvo lo que él definió mucho más adelante como "una recaída breve pero intensa" en el alcohol y la cocaína. "Me sentía mal, empantanado. Estaba metido en un rollo del que no podía salir. El laburo era siempre el mismo. Me di cuenta de que Memphis no tenía destino. Era la nada misma y yo no podía aportar nada a la nada", dijo en una entrevista con un matutino porteño. 

 

El Pungo

En su destacada trayectoria, un día Otero llegó a La Cumbre, más precisamente al boliche El Pungo, escenario pequeño colmado por grandes del rock nacional. Ese día entre el músico y Punilla se firmó una alianza que prometió ser eterna.   

Alejado se dedicó a desarrollar su carrera como solista (lanzó su primer disco, Imán , en 2008) y a su vida en familia, junto a su esposa, Lola y sus hijos, Jazmín y Julián. Acababa de lanzar su nuevo trabajo como solista, El jinete del blues , y se encontraba presentándolo en los escenarios de todo el país. 

Su última aparición en la televisión, fue en el escenario del programa Soñando por cantar ; allí Otero aprovechó para lucir su nuevo trabajo y cantó para todos los presentes "Juntos a la par", una de las canciones de su último álbum.

 

 

La última lágrima

“Se había alquilado una casa en La Cumbre, estaba muy bien, estaba muy feliz, se había comprado un auto y compartíamos los sueños” Analía Miguez, quien lo acompañaba en su aventura.

El 12 de junio de 2012, un comisario precisó que, a raíz de la pérdida del control del vehículo y del vuelco posterior, “el auto quedó en la mano contraria por la que circulaba, con las ruedas hacia arriba”.

Adrián Otero, falleció a los 53 años entre la localidad de Morrison  y Ballesteros. Se dirigía “hacia Punilla".

Ese día murió el hombre y nació el mito: "murió el día que había decidido comenzar a vivir". 

 

Comentarios