Delfina Cheb pasea el tango por EE.UU.

viernes, 31 de julio de 2020 · 00:45

EE.UU. La joven Delfina Cheb, radicada hace cinco años en Estados Unidos, donde cursó su licenciatura en la universidad musical Berklee, acaba de publicar su álbum debut “Doce milongas de amor y un tango desesperado” bajo producción del español Javier Limón y que para ella ratifica que “la música argentina siempre fue y será mi forma de volver a casa”.

“El tango y la música argentina siempre estuvieron ahí. En la casa sonando de fondo y en mi inconsciente y en las canciones que fui cantando e inventando”, aseguró Cheb durante una entrevista con la agencia Télam.

Ese eco familiar incluye a su abuelo Ángel Olazábal, que cantaba en la orquesta de Pascual Mamome, pese a que Cheb no pudo conocerlo: “Aunque no lo conocí tengo el cassette con su foto en mi mesita de luz desde que tengo recuerdo y sé que cantaba tango porque lo hacía feliz y allí encontró a sus amigos, a la esperanza y a su hogar”.

Mientras pasa el aislamiento sanitario en Miami, donde tiene colgados en la pared de su hogar los dos títulos alcanzados en Berklee (en composición de jazz y voz) y espera por volver a los escenarios, la artista, de 23 años, trata de pisar sobre seguro a pesar de ser parte de la escudería de Casa Limón y recibir elogios de pesos pesados como Gustavo Santaoalla, Alejandro Sanz, Enrique Morente y Jorge Drexler.

En el disco hay versiones de “Milonga sentimental” (Sebastián Piana-Homero Manzi), “Milonga del trovador” (Astor Piazzolla-Horacio Ferrer), “Milonga de los ojos dorados” (Alfredo Zitarrosa), “Barrio de tango” (Aníbal Troilo-Homero Manzi) y “Milonga del moro judío” (Jorge Drexler), junto a tres composiciones de Javier Limón: “La milonguera”, “Milonga del mundo” y “Milonga grande”.

Además, Cheb creó “Milonga del Río de la Plata” y “Milonga valiente” y en yunta con el productor de Buika, Bebo Valdés y Diego el Cigala, entre más, “Milonga de las flores”, “Milonga de más allá” y “Milonga dulce”.

Comentarios