Daniel Craig se despide de James Bond con «Sin tiempo para morir»

viernes, 1 de octubre de 2021 · 00:00

EE.UU. Si cada nueva entrega de la saga de James Bond desborda los márgenes del cine y se convierte en un evento ineludible de la cultura de masas, el estreno ayer, de "Sin tiempo para morir" suma al interés de siempre el retiro de Daniel Craig como el 007, una despedida del emblemático personaje creado hace siete décadas por el escritor Ian Flemming que abre una serie de conjeturas sobre quién será su reemplazante en las próximas películas sobre el espía al servicio de su Majestad.


La 25ma. película de la serie sobre el agente con licencia para matar y la quinta protagonizada por el actor británico, llega después de la floja "Spectre" (2015), una pausa que se extendió por la pandemia y finalmente llegó hasta ayer, con la decisión de la Metro-Goldwyn-Mayer Studios junto al distribuidor Universal Pictures, de que se estrenara en los cines de todo el mundo.


Trailer de "Sin tiempo para morir">>


El ingreso de Daniel Craig al universo Bond fue en 2006 con la espectacular "Casino Royale" y 15 años después se despide del personaje con "Sin tiempo para morir", que sin duda está a la altura del comienzo de su participación en la saga.


El filme dirigido por Cary Joji Fukunaga (primer realizador estadounidense convocado por la franquicia), responsable de la serie "True Detective", condensa buena parte de las características desplegadas por las novelas y relatos de Flemming y luego por la saga cinematográfica que comenzó con el inolvidable Sean Connery: espectacularidad, locaciones exóticas, la habitual secuencia con los títulos (esta vez con la música de Billie Eilish), los martinis agitados pero no revueltos y el infaltable Aston Martin blindado y repleto de armas.


Por supuesto, también M como el jefe del MI6, la elegante pistola Walther PPK en la mano de un 007 enfundado en un esmoquin impoluto y claro, un villano oscuro dispuesto a destruir el mundo.


La despedida de Craig inaugura una reñida puja por el próximo Bond, que deberá actualizarse en un mundo en constante cambio. Sea hombre, mujer, o tenga otro color de piel, deberá estar a la altura de la magnífica labor del actor inglés, ya sea aplomo taciturno del propio Craig que también compartía con Timothy Dalton o por caso, el toque para la comedia de Roger Moore y Pierce Brosnan. Lo que es improbable es que sea quien sea, alcance la leyenda que forjó el escocés Sean Connery. (Télam)

Comentarios