Fue distinguida por Musso

Zulema Alcayaga, la creadora del himno de Cosquín

La obra celebra sus 50 años y EL DIARIO dialogó con la poetisa que escribió sus famosos versos.
miércoles, 26 de enero de 2022 · 11:35

Durante esta edición del Festival Nacional de Folclore, se celebran los cincuenta años del «Himno a Cosquín». Se trata de la pieza musical que acompaña cada noche festivalera y fue creada por el músico Waldo Belloso y la poetisa Zulema Alcayaga, famosa además por haber dado vida al querido personaje «Margarito Tereré». 

La artista estuvo presente en la ciudad de Cosquín, fue reconocida por el intendente Gabriel Musso y concedió una entrevista a EL DIARIO, donde habló de la emblemática obra que forma parte de la mística del festival, una canción que fue interpretada por primera vez por Los Cantores del Rosario junto a Paz Martínez.

A poco de cumplir 80 años, Zulema Alcayaga recordó el nacimiento del «Himno a Cosquín». «Nosotros escribimos una canción, algo que creímos que identificaría a este festival que ya tenía su trayectoria. La categoría de himno se la dio el público, el fanático del folklore, el que viene a la plaza y consagra artistas. Ellos consagraron la canción y por supuesto que a mí y a mi esposo (Waldo Belloso), nos parecía hermoso»; destacó la mujer, nacida en La Pampa en 1943.

Alcayaga es poetisa, compositora, guionista y dramaturga y se casó con 1963, con Waldo Belloso, que por ese entonces era un famoso cantor. Por aquellos años, junto a Hernán Figueroa Reyes habían grabado el tema «Margarito Tereré», que luego ganó la pantalla chica durante la década de los setenta. 

«En 1971 llegaron a Buenos Aires los miembros de la vieja comisión de folklore de Cosquín, Reynaldo Wisner, Santos Sarmiento, Cazenave, Barrera y Crigna para hablar con los artistas que serían parte de la programación del festival del próximo año. De ahí, surgió la idea de tener una obra que abriera esas noches y nos encargaron esa composición a mí y a mi marido. Así nació la obra que luego se transformó en este himno. Nosotros habíamos estado en Cosquín desde siempre, así que conocíamos muy bien de qué se trataba y escribimos esta obra que se llamó inicialmente «Cosquín empieza a cantar». Después se convirtió en el himno porque la gente lo quiso, porque lo adoptó enseguida. Fue una aceptación tan grande que la gente lo convirtió en uno de los símbolos del festival»; contó la talentosa compositora.

«Logramos esta letra y esta música porque conocíamos muy bien el espíritu de Cosquín y su festival. Fue una obra que hicimos con mucha alegría y sin forzarnos, ni el cómo compositor ni yo. Fue un trabajo que nació naturalmente. Por suerte, esa obra sigue representando este maravilloso festival»; dijo entre sonrisas. 

Del matrimonio con Waldo Belloso nacieron  dos hijos. El primero (que se llama como su padre y es médico), una hija y seis nietos. Zulema Alcayaga, tiene una casa de verano en Valle Hermoso y es una visitante frecuente de las sierras cordobesas.

Galería de fotos

Comentarios