Libertad a Julián Assange

miércoles, 18 de diciembre de 2019 · 15:01

Declaración de la Red En Defensa de la Humanidad

 

En un comunicado público del primero de noviembre último, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura, Nils Melzer, expresó “su alarma por el continuo deterioro de la salud de Julian Assange desde su arresto y detención a principios de este año, al afirmar que su vida está ahora en peligro”.(1)

Melzer, en su informe de mayo, había expresado: “En 20 años de trabajo con víctimas de guerra, violencia y persecución política, nunca había visto a un grupo de Estados democráticos unirse para aislar, demonizar y abusar deliberadamente de un individuo durante tanto tiempo y sin respetar la dignidad humana ni el estado de derecho”. Él acababa de visitarlo con un equipo médico especializado en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh, Londres.

Una de sus conclusiones es que el detenido “mostró todos los síntomas típicos de una exposición prolongada a tortura psicológica, estrés extremo, ansiedad crónica y trauma psicológico”.

Assange se refugió en junio del 2012 en la embajada de Ecuador en Londres. En agosto el gobierno del presidente Rafael Correa le concedió asilo político. El no poder salir de ahí, pues sería arrestado y seguramente extraditado a Estados Unidos, lo convirtió en un prisionero. La nacionalidad ecuatoriana que se le otorgó en diciembre de 2017 no fue suficiente para cambiar su situación.

El 11 de abril de este año el nuevo presidente de Ecuador, Lenin Moreno, a pedido del gobierno estadounidense, le retiró el asilo y la nacionalidad. Entonces fue entregado a las autoridades británicas, quienes lo confinaron en Belmarsh. Aislado, y sin poder preparar su defensa, está a la espera de un juicio que decidirá su extradición a Estados Unidos donde bajo los cargos actuales podría ser condenado hasta a 175 años de cárcel.

Assange, editor de WikiLeaks, está acusado por Washington de “conspiración” y “espionaje”, al haber hecho partícipe a muchos medios de prensa en el mundo de los “Diarios de Guerra”. Estos son miles de documentos militares y diplomáticos sobre múltiples crímenes de guerra estadounidenses en Afganistán e Irak.

El Relator Melzer dijo sobre esto: “Mientras el gobierno de Estados Unidos procesa al Sr. Assange por publicar información sobre graves violaciones de derechos humanos, incluyendo tortura y asesinato, los funcionarios responsables de estos crímenes continúan gozando de impunidad”.

Entre otros, su trabajo fue reconocido en 2011 con el Premio Walkley por su Contribución Destacada al Periodismo; el Premio Martha Gellhorn de Periodismo; el Premio Índice de Censura; el New Media Award de The Economist; el New Media Award de Amnistía Internacional y el Premio Gavin MacFayden de 2019. WikiLeaks también fue nominado en 2015 para el Premio Mandela de la ONU y siete veces para el Premio Nobel de la Paz (de 2010 a 2015 y en 2019).

Hace unas semanas un grupo de periodistas y comunicadores iniciaron una campaña por su libertad. En ella se proclama: “Si el Gobierno de Estados Unidos puede procesar a Julian Assange por publicar documentos clasificados, despejará el camino para que los gobiernos enjuicien a periodistas en cualquier parte del mundo, lo cual sentaría un peligroso precedente para la libertad de prensa a nivel mundial […] En una democracia, se deben poder revelar crímenes de guerra y casos de tortura y abuso sin tener que ir a la cárcel. Ése es, precisamente, el papel de la prensa en una democracia”. (2)

A la fecha no han respondido ni mil periodistas a ese Llamado. Muy pocas organizaciones de derechos humanos han asumido seriamente la defensa de su caso.

¿Por qué esta actitud hacia Assange? El Relator Especial, Melzer, tiene una explicación: “Después de haber sido deshumanizado mediante el aislamiento, el ridículo y la vergüenza, fue muy fácil privarlo de sus derechos fundamentales sin provocar la indignación de la opinión pública mundial”.

El editorial de Le Monde diplomatique de diciembre 2018, dice: “La persecución al señor. Assange por parte de las autoridades estadounidenses se ve alentada por la cobardía de los periodistas que lo abandonan a su suerte, e incluso se deleitan con su desgracia”.

Por tanto, nosotros, integrantes de la Red en Defensa de la Humanidad y quienes tengan a bien sumarse a este llamado, exigimos el respeto al debido proceso, la no extradición y la liberación inmediata de Julian Assange. Instamos a los organismos nacionales e internacionales, a los intelectuales y a periodistas y sus medios a poner fin a la campaña emprendida contra este valiente ser humano por el delito de revelar crímenes de guerra contra la humanidad. Exigimos que se comunique verazmente a la opinión pública sobre esta terrible violación a sus derechos fundamentales.

 

Como dice el Llamado de los periodistas: “Los tiempos peligrosos exigen un periodismo valiente”.

 

Notas:

1) – https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=25249&LangID=

–  https://news.un.org/es/story/2019/11/1464781

2) https://speak-up-for-assange.org/periodistas-alzan-la-voz-en-defensa-de-julian-assange/

Secretaría ejecutiva REDH

Alicia Jrapko, EE.UU.
Anarella Vélez, Honduras
Ángel Guerra, Cuba/México
Antonio Elías, Uruguay
Arantxa Tirado, España
Ariana López, Cuba
Arnold August, Canadá
Atilio Boron, Argentina
Camille Chalmers, Haití
Carlos Alberto (Beto) Almeida, Brasil
Carmen Bohórquez, Venezuela
Dario Salinas Figueredo, Chile/México
Fernando León Jacomino, Cuba
Fernando Buen Abad, México/Argentina
Florencia Lagos, Chile
Gabriela Cultelli, Uruguay
Gilberto Ríos, Honduras
Hernando Calvo Ospina, Francia
Hildebrando Pérez Grande, Perú
Hugo Moldiz, Bolivia
Irene León, Ecuador
Javier Couso, España
Javiera Olivares, Chile
Katu Arkonada, País Vasco/México
Luis Hernández Navarro, México
Marcos Teruggi, Argentina/Venezuela
María Nela Prada, Bolivia
Marilia Guimaraes, Brasil
Nadia Bambirra, Brasil
Nayar López, México
Omar González, Cuba
Orlando Pérez, Ecuador
Pablo Sepúlveda Allende, Venezuela
Pasqualina Curcio, Venezuela
Paula Klachko, Argentina
Pedro Calzadilla, Venezuela
Ricardo Flecha, Paraguay
Sergio Arria, Venezuela/Argentina
Stella Calloni, Argentina
Tim Anderson, Australia

 

RED EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD, 17 DE DICIEMBRE DE 2019

 

Otras firmas que se adhieren: ver:

https://redh-cuba.org/2019/12/libertad-para-julian-assange/

 

 

Comentarios