No pueden demorarse los acuerdos de Argentina con Brasil

sábado, 11 de enero de 2020 · 19:14

 

Por: Carlos Alberto del Campo

Ediciones Corredor Austral

 

 

“Alberto Fernández podría viajar a Brasil en su primera gira internacional como presidente argentino en ejercicio: no descarta ofrendarle ese “privilegio” al principal socio regional” (INFOBAE, sábado 11 de enero 2020)

 Convendría  recordar a Juan Perón y Alberto Methol Ferré

-------

Alberto Methol Ferré “El MERCOSUR viene, en nuestra opinión, a lo que Perón escribió en otra oportunidad, en su artículo “Latinoamérica, ahora o nunca” (23/09/67): Para evitar divisiones que pudieran ser utilizadas para explotarnos aisladamente; Crear, gracias a un mercado ampliado, sin fronteras interiores, las condiciones para la utilización del progreso técnico y la expansión económica; Para mejorar el nivel de vida de nuestros 200 millones de habitantes (se refiere a América del Sur); Para dar a Latinoamérica, frente al dinamismo de los grandes  y el despertar de los continentes, el puesto que debe corresponderle en los asuntos mundiales; Para crear las bases de los futuros Estados Unidos de Sud América”. Sobre esto Methol dice: a esto, nada más que agregar. (Ver: Perón y la Alianza Argentino-Brasileña, Córdoba, mayo 2000, Ed. Corredor Austral)

-------------------

Actualidad

El Mag. Fabián Calle (U. Austral) recientemente analiza que “si uno mira el sector industrial argentino, básicamente todas nuestras exportaciones industriales, que no sean commodities, van a Brasil, y si el gobierno de Alberto Fernández tiene un discurso de industrialización, de mano de obra, de empresas, de dinamismo económico… el único que nos compra productos industriales es Brasil”

Sobre las diferencias sostenidas por los presidentes de ambos países Calle señala: “es que Bolsonaro no es el presidente alineado a EEUU que se vende acá. Bolsonaro recibió al presidente de China y al de Rusia en los BRICS. Firmaron acuerdos. Putin dio un discurso extremadamente elogioso a Bolsonaro. Brasil le daría acceso a la tecnología 5G a China, que es un interés estratégico de la Argentina. Macri no se lo dio a China y Bolsonaro sí” (...) “Entonces, creo que lo primero que hay que hacer es superar las caricaturas, la idea de que ‘Bolsonaro es un hombre pro norteamericano de lineamiento carnal’ o que ‘Bolsonaro es un personaje transitorio’. El fenómeno que hay detrás de Bosonaro no es transitorio. Él, tal vez sí” (…) Me parece sumamente importante que Brasil no sea usado por la dirigencia argentina como instrumento de capital simbólico”

Por otra parte, el Diario Ámbito publica en Buenos Aires una nota con la firma del Embajador de Brasil en Argentina Sergio FranÇa Danese donde ratifica lo fundamental de la relación: “Brasil es el principal socio comercial de Argentina, tanto en exportaciones como en importaciones, mientras que la Argentina es la tercera fuente de importaciones brasileñas y el cuarto destino de nuestras exportaciones. Asimismo, los productos de alto valor agregado dominan la agenda comercial bilateral, lo cual significa empleos de calidad en ambos lados de la frontera. En cuanto a las inversiones, hay aproximadamente u$s16.000 millones del Brasil invertidos en la Argentina, que generan más de 50 mil empleos directos. Por su parte, las empresas argentinas tienen un stock de inversiones en Brasil de alrededor de u$s13.000 millones, lo que da cuenta de más de 40 mil puestos de trabajo en mi país (…) Argentina es el mayor emisor de turistas que viajan al Brasil, y viceversa. Los más de 2,5 millones de argentinos que visitan Brasil anualmente generan ingresos equivalentes al 10% de las exportaciones de bienes de Brasil a la Argentina, y el turista brasileño está descubriendo cada vez más los destinos “no tradicionales” en Argentina: el portugués se escucha cada vez más en el norte y el extremo sur argentinos”

Nota de nuestra redacción: por tratarse de asunto fundamental para la estabilidad regional y para el crecimiento común de la economía los respectivos gobiernos deberán  superar imprudentes declaraciones  -de mínima jerarquía política, por otra parte- que solo enturbian las relaciones MERCOSUR. Y, además, saber que lo que fracasó ya es cosa terminada. Córdoba, enero de 2020.-

 

Comentarios