Un tributo al arquitecto Ángel Lo Celso

El hostel Blau, soñar en Art Decó en Villa Carlos Paz

jueves, 2 de enero de 2020 · 16:15

Hotel, Motel, Hostal, Hostería, Hospedería, Hospedaje, Residencial, Albergue... Resort... Hostel...

Con pequeñas o significativas diferencias...son básicamente: lugares para dormir (y soñar...siempre) en una ciudad que no es la tuya.

El Hostel Blau me sorprendió circulando por la singular calle que homenajea al Gringo Pellegrini (apenas 2 añitos Presidente) con su shock azul eléctrico. Azul zarpado, juvenil, revolucionario... indiscreto... escandalosamente llamador. Azul profundo.
La casona es conocida.
Muy conocida.

Se supo llamar 'Legany', pero ese nombre le quitaron, junto con la pintada y con el nuevo cartel llamador de huéspedes. Pero el nombre de hierro forjado por allí debe andar. Ojala no se pierda.

Pero... ¿Qué es un hostel ?!? ¿Qué nos ofrece?!?
Wikipediemos:
Los hostels ofrecen albergues compartidos, en dormitorios para dos personas, 3, cuatro, 6, 12 o incluso más.
Son ideales para viajeros inquietos, que se mueven mucho al 'turistear' y que sólo necesitan poco para las escasas horas de descanso...y un precio módico.

En ocasiones esos dormitorios son separados por sexo, pero ya se sabe: todo está cambiando tan vertiginosamente en el mundo que ya hay los que son mixtos: nenes con nenas...y más.

Cada pasajero tiene derecho a una cama que por lo general es cucheta para aprovechar espacios, que casi siempre son reducidos en el dormitorio.

El baño también es compartido y suele haber uno o dos por piso. Si el hostel es una casa reciclada, suelen ser los baños que originalmente tenía cuando era una vivienda familiar.
Algunos hostels te pueden ofrecer toallas, lockers y mas comodidades.

El rutinario y conyugal conflicto de 'mojar la tabla' aquí suele ser de dificultosa resolución.

Otro tema: ¿Quién mojó el papel higiénico?!? ¡Ve tu a saber!!!
En lo personal, y permitáseme ser autorreferencial y escatológico a la vez, me tocó compartir habitación (no lecho) con un periodista que padecía un largo y penoso ataque hemorroidal en una siesta de 40 grados a la sombra (y al lado de un ventilador de pie), experiencia que me acompaña aún en muchas pesadillas.
...

Me fui en recuerdos innecesarios de hostels.
Vuelvo a la Pellegrini.
Este majestuoso edificio Carlospazonzo tiene su buena historia previa a convertirse en lo que es hoy.

La 'Casa Legany' la diseñó el genial arquitecto y artista Angel T. Lo Celso en 1934...y no fué lo único que hizo en esta coqueta Villa Suiza del pueblito que era Carlos Paz. La Municipalidad que ocupa hoy con su burocracia al confortable ex Hotel Carena, dirigido en la construcción por mi amigo Don Ezio Armando Carena...sobre un proyecto que también llevaba la firma de Lo Celso.
...

Pero vuelvo a la calle Pellegrini.
Estoy disperso hoy.

Esta casona la hizo construir el farmacéutico Carlos Márquez, oriundo de Rosario; y al morir, su yerno el ingeniero Guariglia se la vendió a Doña Elsa Ferro, en 1973, a través de la inmobiliaria Origlia.

Hoy el inmueble pertenece a los hijos de Elsa, Pedro y Beatriz Solans, que se criaron allí y por supuesto guardan los mejores recuerdos de infancia y juventud...y conociendo a 'Cacho', algunas travesuras y trapisonadas también.

Este Hostel, hoy en manos de Iván Gurriere, hijo del querido Patón, y Leandro Baral, tiene además un antecedente en el rubro, antes que lleguen los Solans desde su Chaco natal, fue durante un tiempo la Hosteria Colonia Tirolesa, donde venían a veranear muchos artistas rosarinos. Pintores, estudiantes de arquitectura, poetas y escritores por caso.

Este chalet de 'furioso Art Decó', fue también, desde su creación en 1993 y por 5 años, testigo de los sucesos de La Villa, al ser la sede operativa de El Diario de Carlos Paz. Años de Intendencia de Eduardo Pipo Conde.

Pensemos que 26 años atrás, la Internet estaba en paños digitales menores, y la redacción de un diario (diario digo...de todos los días) era muy diferente a lo que es hoy.

Con EncuentroS supimos meter allí las cámaras y las narices para registrar alguno de los primeros aniversarios y entrevistar a Pedro, a Isabel Lagger, a Fabián Torres...

Hoy, al surcar de sur a norte la Pellegrini, ese destello azul que mencioné al inicio de esta historia, me obligó a parar la Renoleta y gatillar esta fotito al paso.

Los jóvenes que estaban, envidiablemente tranquilos, holgazaneando en una especie de barra al aire libre, no se sorprendieron con mi abrupta aparición, es más, me tiraron algunos datitos y hasta corrieron una moto para la foto.

Me dio ganas de hospedarme al estilo hostel (a pesar de esos recuerdos hemorroidales) en mi propia Villa...y hacerme el turista...jugarla de 'HippieConOsde' por un finde de mucho caminar...y de sólo necesitar un lecho y un baño compartido.

 

Sería todo un sueño Art Decó. #AltroQue
Buena suerte al Hostel Blau.
Bien azul.
#VillaCarlosPaz
#HostelBlau
#ArquitecturaArtDeco

 

por Luis Tórtolo

(Especial para El Diario)

Comentarios