SURCOS NUEVOS. Huelva Información

Poetas por la Naturaleza

El concepto de paz no debe limitarse a la armonía entre las personas, sino alcanzar al conjunto de seres del mundo.                
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 20:48

 

Por Jaime de Vicente Núñez   
(Escritor, columnista y gestor cultural. Huelva. España)                            

 

“La Naturaleza es un círculo en el que estamos inmersos todos y tiene que ser protegido. Ahora o nunca”. Es un lema de la campaña impulsada por Leopoldo Castilla, Aldo Parfeniuk y Pedro Solans, tres poetas de Argentina que promueven una iniciativa ante su Congreso para declarar a la Naturaleza, por Ley, sujeto de derecho. Se trata de dotar a la Naturaleza de un estatus que afectaría a todas las ramas del derecho, reforzando las disposiciones que en la actualidad protegen el medio ambiente desde perspectivas diferentes pero parciales.

Castilla, Parfeniuk y Solans.

La iniciativa legislativa va acompañada de un proyecto cargado de simbolismo, Bosques de la poesía, que anima a la plantación de bosques a lo largo y ancho del país. Con antecedentes en Ecuador y Bolivia, en Argentina el movimiento se ha iniciado en Villa Carlos Paz, ciudad cordobesa dotada de una acusada sensibilidad cultural, estrechamente ligada a Huelva, con la que ha organizado el pasado verano, de forma virtual, el Encuentro Cultural Iberoamericano Villa Carlos Paz – Huelva.

Ciertamente, desde los clásicos, los poetas han tenido a la Naturaleza como fuente de inspiración. Ahora se trata de pasar de la contemplación a la acción para, junto a otros colectivos de artistas, potenciar el pensamiento ecologista y catalizar un movimiento ciudadano por la preservación del medio ambiente, objetivo que constituye una absoluta prioridad. No es casualidad que los pueblos más avanzados del planeta, quizá también los más felices, sean también los más respetuosos con la Naturaleza. Al fin y al cabo, coexistimos en un mismo escenario personas, animales y vegetales. Cuando el comportamiento de los humanos, supuestamente los reyes de la creación, es agresivo con el medio –selvas destruidas, vertidos tóxicos, residuos contaminantes…- la consecuencia es la ruptura de un equilibrio que pone en riesgo el futuro mismo de la humanidad.  Encontramos un paralelismo con las ideas del grupo Poetas de Huelva por la Paz, cuyo inspirador es el poeta onubense Ramón Llanes. Verdaderamente, el concepto de “paz”, en sentido amplio, no debe limitarse a la armonía, sin enfrentamientos ni conflictos, entre las personas, sino alcanzar al conjunto de seres con los que interactuamos, para bien o para mal –muchas veces para mal- en el mundo. Creo que una conexión entre ambas iniciativas –por la Naturaleza, por la Paz- produciría frutos espléndidos.

 

Este artículo se podrá leer también desde el 17 de noviembre en www.huelvainformacion.es OPINION. 

Comentarios