Dicamba: Bayer perdió dos juicios millonarios en lo que va de 2020

jueves, 27 de febrero de 2020 · 00:00

 

Por Graciela Vizcay Gomez

Agencia ALAI am

 

agrotoxicos_salud_agro.jpg

 

El 2020 ya es una pesadilla con estos veredictos contra Bayer/Monsanto por partida doble, que busca resolver miles de demandas que afirman que la exposición a su herbicida Roundup causa cáncer.  

El sábado pasado, 15 de febrero de 2020, un jurado otorgó daños punitivos por US $ 250 millones a un agricultor de duraznos del sureste de Missouri que argumentó que la dicamba herbicida que había derivado a sus huertos desde otras granjas había dañado severamente sus árboles, un premio que podría ser un buen augurio para otros 140 granjeros que demandan a los fabricantes de químicos Bayer (Monsanto) y BASF.

Los daños punitivos otorgados al agricultor Bill Bader, de Campbell, se produjeron un día después de que el jurado le otorgó $ 15 millones en daños reales, de acuerdo con su argumento de que la dicamba se había derivado de otras granjas y había dañado severamente a Bader Farms, que es una de las más grandes granjas de duraznos en Missouri. Los abogados de Bader argumentaron que sus árboles probablemente no sobrevivirían a la exposición a la dicamba, segun informó Associate Express.

Esta última decisión judicial también se emitió en medio de informes de una crisis de deriva de dicamba en curso: los casos informados de deriva de dicamba están aumentando en Indiana, Arkansas, Iowa e Illinois.

Linda Wells, Directora Organizadora de la Red de Acción de Pesticidas, emitió la siguiente declaración: “Este veredicto es solo la punta del iceberg: hay una larga cola de agricultores que han sido impactados por la deriva del dicamba y merecen su día en la corte. Los documentos internos de Monsanto (ahora Bayer) descubiertos en este caso muestran que la compañía lanzó un producto altamente destructivo e intencionalmente no probado en el mercado, y utilizó su influencia para engañar al sistema regulador."

"Mientras que los agricultores que no usan el sistema Xtend se ven afectados por el daño a los cultivos y la pérdida de rendimiento debido a la deriva de dicamba, Bayer y BASF están cosechando las ganancias financieras de un aumento en la superficie sembrada con soja resistente al dicamba y un aumento en el uso de formulaciones del dicamba. La victoria de Bader Farms en este caso señala un cambio de rumbo y abre oportunidades para que los agricultores hagan que Bayer y BASF sean legalmente responsables de la crisis de deriva de dicamba en general”
.

Docenas de agricultores en los Estados Unidos están demandando a la ex Monsanto Co., comprada en 2018 por Bayer AG, y al conglomerado BASF en un esfuerzo por responsabilizar a las compañías por millones de acres de daños a los cultivos que los agricultores afirman que se deben al uso ilegal generalizado del dicamba, uso promovido por las empresas.

Cuando los populares productos de eliminación de malezas de glifosato de Monsanto, como Roundup, comenzaron a perder efectividad debido a la resistencia generalizada a las malezas, Monsanto decidió lanzar un sistema de cultivo de dicamba similar a su popular sistema Roundup Ready, que combinaba semillas tolerantes al glifosato con herbicidas de glifosato. Los agricultores que compran las nuevas semillas genéticamente tolerantes a la dicamba podrían tratar más fácilmente las malas hierbas obstinadas rociando campos enteros con dicamba, incluso durante los meses cálidos de crecimiento, sin dañar sus cultivos. Monsanto anunció una colaboración con BASF en 2011. Las compañías dijeron que sus nuevos herbicidas de dicamba serían menos volátiles y menos propensos a la deriva que las antiguas formulaciones de dicamba.

La Agencia de Protección Ambiental aprobó el uso del herbicida de dicamba de Monsanto "XtendiMax" en 2016. BASF desarrolló su propio herbicida de dicamba que llama Engenia. Tanto XtendiMax como Engenia se vendieron por primera vez en los Estados Unidos en 2017.

Monsanto comenzó a vender sus semillas tolerantes a dicamba en 2016, y un reclamo clave de los demandantes es que vender las semillas antes de la aprobación regulatoria de los nuevos herbicidas de dicamba alentó a los agricultores a rociar los campos con formulaciones de dicamba antiguas y altamente volátiles. La demanda de Bader afirma: "La causa de tal destrucción en los cultivos del demandante Bader Farms es la liberación intencional y negligente del acusado Monsanto de un sistema de cultivo defectuoso, es decir, sus semillas de soja Roundup Ready 2 Xtend genéticamente modificadas y semillas de algodón Bollgard II Xtend (" cultivos Xtend “) sin un herbicida de dicamba aprobado por la EPA que lo acompañe”.

Los agricultores afirman que las compañías sabían y esperaban que las nuevas semillas estimularían un uso tan extendido del dicamba que la deriva dañaría los campos de los agricultores que no compraron las semillas genéticamente tolerantes a ese herbicida, los agricultores alegan que esto era parte de un plan para expandir las ventas de semillas tolerantes genéricamente al dicamba  Muchos alegan que las nuevas formulaciones de dicamba vendidas por las compañías también derivan y causan daños a los cultivos tal como lo han hecho las versiones anteriores.-

Comentarios