Nuestros acreedores y la vieja costumbre del apriete a los Gobiernos de turno

Por Antonio Octavio Muñoz, escritor y cinasta. Ciclo: El Cuarto Patio
domingo, 26 de abril de 2020 · 00:16

Por Antonio Octavio Muñoz

Escritor y cineasta

 

“No sé si ustedes tienen claro con quiénes se están metiendo? Nosotros tenemos espaldas”, le dijo Gerardo Rodríguez director ejecutivo de Black Rock al Ministro de Economía argentino.

Palabras más…palabras menos; estas fueron las expresiones amenazantes de uno de los representantes de los grupos económicos acreedores de nuestro país.

Pero…, la respuesta simple del ministro Martin Guzmán fue, política e ideológicamente muy clara:

“Y sí, tal vez el problema era…que el Gobierno anterior los entendía demasiado bien.”

Fue un tiro por elevación, ante la “sinceridad” del operador de los holdings, a la calaña de personajes con que políticamente se movía el gobierno de (Mauricio) Macri.

Batallas grandes

Demás está decir que lo que se avecina en relación al tema de la deuda externa será una durísima batalla. Ante nosotros, tenemos nada más y nada menos que a un grupo de inversores cuyo capital es 15 veces mayor que el PBI de nuestro país, y nos referimos al grupo Black Rock cuyo capital asciende a la suma de U$S 16.5 billones de dólares.

Una cifra in imaginada para las economías de los países subdesarrollos como el nuestro. Un grupo económico, propietario de múltiples emprendimientos como la explotación del litio en Australia y México, cobalto en el Congo, campos en el Amazonia, entre otras inversiones.

Y aquí nuevamente nos volvemos a encontrar con el dilema de qué hacer con esta deuda descomunal en la cual nos metió el anterior gobierno, y que hoy asciende a U$S 332.000 millones.

Habrá quienes propondrán revisar los términos de la misma, para saber a ciencia cierta, qué parte fue legítima y cual no. Habrá sectores que propondrán el no pago. Lo cierto es que, de una o de varias formas, esta deuda es de por si usurera, impagable, e inviable.

No se puede pagar con el hambre del pueblo, y entonces surge la pregunta:

¿El actual gobierno nacional, expresión de los sectores de la pequeña y mediana empresa, podrá con los dueños del poder?

Porque debemos convencernos, que los gobiernos en la Argentina nunca se han hecho del poder…

el poder ha estado, está y estará en manos de los Paolo Rocca, de los Bulgheroni  y demás, solo por nombran algunos de ellos, y seguirá estando en la medida que no surja un gobierno que esté dispuesto a no humanizar el capital, y a no conciliar las clases sociales.

Un gobierno con mano firme para ponerle un freno a ese escaso porcentaje de familias que desde siempre le han robado al país.

El periodista de C5N Alejandro Bercovich, en su informe del programa “Brotes Verdes” que se emite por dicho medio el pasado 21 de abril, fue desgranando de a poco el perfil de quienes tenemos enfrente.

A más de uno se nos helo la sangre, mezcla de bronca, impotencia y rebeldía, por el adversario (por así llamarlo) dueños de la deuda contraída.

Pero, las amenazas por parte de estos voceros del poder económico mundial no se detuvieron allí, y siguió adelante.

El mismo Gerardo Martínez continuó poniendo al descubierto lo que es para ellos el poder, ”Nosotros tenemos espaldas y podemos sentarnos a esperar, a negociar con otro gobierno que entienda a los mercados…” aprietes que siguieron en dicha video conferencia.

Dennis Hranitzky abogado del Exchange Bondholders Group, el mismo abogado que le ayudo a Paul Singer representante de los fondos buitres a cobrar una deuda que nuestro país mantenía con estos fondos desde hace mas de 12 años y responsable del embargo de la Fragata Libertad en el puerto de Ghana…le manifestó a Guzmán: “Vimos otro ministro con ideas parecidas a las tuyas, Yanis Varoufakis (economista griego) , tenía otros modales. Si, parecidos a vos. Mira que él se fue, vino otro y …nosotros salimos ganando”. Lo que se nos aproxima serán durísimos años. Todo dependerá de la decisión política del gobierno. Todo dependerá como se combatan las fake news que aparecerán en los medios hegemónicos tendientes a desviar la atención y la opinión de amplios sectores de la sociedad, fundamentalmente de esa clase media tan contradictoria.

Hoy el gobierno nacional tiene una base de apoyo que surge, por un lado, de aquellos votos que aporto la vice presidenta, pero también tiene o ha conseguido, un apoyo que si bien es ambivalente, viene de sectores que en algún momento apoyaron al gobierno anterior, representante de los grupos económicos afín a las grandes fortunas del país.

Aun no está nada dicho. Lo cierto es que los argentinos debemos tener en claro que en todo proceso…la que marca el rumbo es la política y no la economía y para ello se deberá estar muy atento a los altibajos que se generen en una gestión que hoy y ante esta situación de pandemia por la cual estamos atravesando, necesita de apoyo y como decía en la nota anterior….”son tiempo de alianzas…luego se verá.”

Las pequeñas batallas

Días pasados en las redes surgió un intercambio de ideas con algunas personas a raíz de algunos comentarios del autor de esta nota, sobre de porque se le debe combatir a la derecha los pensamientos que con “mala leche” vuelcan en las redes buscando desprestigiar la situación política en desmedro del gobierno actual.

Esta persona me decía: “Porque tendría que gastar mis energías e intelecto para argumentarle a la derecha ?”,  a lo cual le respondí:  porque no le argumentas a la derecha, te llenas de argumentos vos, sobre la observación que realizas del otro, para quitarle a la derecha aquellos argumentos que llenan de odio a los  individuos,  y además porque,  si crees que no hacerlo es una pérdida de tiempo con sujetos que se dejan influenciar por los medios hegemónicos , estás volviendo a cometer el mismo gravísimo error que se cometió hace cuatro años atrás. Y esa responsabilidad es de todos los que pensamos en dirección contrario al pensamiento hegemónico de la derecha y eso se llama....IDEOLOGIZAR AL PUEBLO, algo que el gobierno de la actual Vice Presidenta no hizo en sus mandatos anteriores.

Esas pequeñas batallas son las que nos permiten hoy, dar un duro debate a la contradicción Economía o salud. Es la claridad, para llevar a las personas a tener en claro que no es lo mismo “paciente” (sinónimo de saber esperar) , a “paciente”….(sinónimo de aquel que ya contrajo la enfermedad)

Estas pequeñas batallas nos llevan demostrar con evidencias cual es la política correcta…si la del fascista (Jair ) Bolsonaro o la de (Donald) Trump de miles y miles de contagiados y muertos,  o la que se manifiesta en nuestro país,  de tan solo dos centenas de personas fallecidas.

Pertrecharse de estas ideas, es fundamental ya que desde el poder económico ha comenzado la manipulación, vía los medios periodísticos hegemónicos para torcer la voluntad de la gente, y sale a escena el debate….hambre o salud

Éramos muchos y encima parió la abuela

A la derecha liberal, no la para ni el Covid19.  A toda esta pandemia que sufre la humanidad, se le vino a sumar en esta semana, la “Fundación Internacional para la Libertad”, que preside el “impresentable” político y escritor Vargas Llosa, junto a los más granado de la derecha liberal a nivel mundial que lanzo una solicitada contra las políticas de algunos gobiernos que se manifiestan en el mundo, como el caso de Argentina.

Dice en algunos tramos de dicha solicitada con la firma de lo más granado de esos políticos que trabajan para el poder económico…”En lugar de algunas restricciones a la libertad, en varios países…impera la imposibilidad de trabajar, de producir y de la manipulación informativa”

Dejando en claro que a ellos la vida humana poco les importa

Agregando que. “han suspendido el Estado de Derecho e incluso la democracia representativa y el sistema de justicia”

Ante estas políticas de países como Argentina, España, ”resurgen el estatismo, el intervencionismo y el populismo con el ímpetu ….de un modelo alejado de la democracia liberal y la economía de mercado”

Personajes como Aznar (José María), Macri (Mauricio) , Uribe Vélez (Álvaro), Savater (Fernando), Bullrich (Patricia), Roemmers (Alejandro), entre otros, firman dicho documento.

Es indudable que el neoliberalismo está perdiendo una batalla con algunos gobiernos y esta pertrechando ideológica y políticamente a sus líderes para la lucha pos-pandemia que se viene.

Una vez más me pregunto….como reaccionara el pueblo ahora que “la abuela parece que pario de nuevo”

Comentarios