Bergoglio y Borges, los dos Jorges. Por Edgardo Tántera

viernes, 1 de mayo de 2020 · 15:25

Cómo evitar hacer una asociación entre los dos Jorges. Se conocieron en 1965, en Santa Fe. Jorge Bergoglio se desempeñaba como profesor en el Colegio de la Inmaculada Concepción de Santa Fe. Aún no era sacerdote pero ejercía el profesorado de alumnos de cuarto y quinto año de literatura y psicología.

El curso de 1965 lo dedicó a la literatura argentina y como condimento comenzó a invitar autores nacionales a disertar sobre narrativa, y en ese contexto, Jorge Luis Borges expuso sobre literatura gauchesca.

Borges llegó a Santa Fe en agosto de ese año. Hacía mucho frío y estaba casi ciego. En el almuerzo que se le ofreció en el Hotel Ritz y ante Bergoglio y los dueños del hotel, Borges explicó que el punto del arroz, infaltable en su dieta, debía ser aquel en que cada grano conservara su personalidad.

Para la clase de Borges, los alumnos de Bergoglio se habían preparado leyendo la obra de él  y allí nació la publicación del libro titulado “Cuentos originales”.

El experimento bergobligano reúne catorce relatos escritos por siete alumnos; todos ellos fueron después miembros de la Academia de Literatura Santa Teresa, y Borges fue quien seleccionó a los autores y escribió el prólogo.

El breve libro se agotó rápidamente y fue publicado una segunda edición; y en la faja de papel más ancha que el título se anunciaba: “Prólogo de Jorge Luis Borges” lo que permitió una venta más rápida. 

Bergoglio seguiría su camino en el Colegio Máximo de San Miguel, en la Provincia de Buenos Aires donde vivirá dieciocho años de su vida, como alumno, docente y rector.

El 13 de diciembre de 1969, a punto de cumplir sus 33 años de vida, fue ordenado sacerdote por el Monseñor Ramón José Castellano, Arzobispo emérito de Córdoba.

En 1971 fue vicerrector y maestro de novicios de la Casa de Ejercicios Espirituales de Villa San Ignacio. Dos años después terminó su largo periodo de formación religiosa al pronunciar sus últimos votos y renovó los de pobreza, castidad y obediencia.

El 31 de julio de 1973 (cuando Juan Domingo Perón regresa al gobierno) fue electo provincial de los Jesuitas de la Argentina.

Jorge Bergoglio estuvo vinculado permanentemente con Córdoba, en sus comienzos, el 11 de marzo de 1958, a los 21 años, ingresaba al noviciado de la Compañía de Jesús en Córdoba y durante los veranos de los años 58, 59  y 60 pasó sus vacaciones en la Quinta del Niño Dios de Villa Carlos Paz, actual Parque La Quinta donde se alojaban los jóvenes que estudiaban en Córdoba y allí compartió los veranos con Hugo Pezzolo otro estudiante que lo conoció en esa etapa, y que luego de residir en España, vivió y falleció en Carlos Paz.

El actual Papa Francisco ha dejado en su paso por esta ciudad el recuerdo de los que lo conocieron y compartieron su buen corazón. Seguirá por ese camino de bondad pues aprendió a dar sin medir la cantidad, como diría la Madre Teresa de Calcuta “Hay que dar hasta que duela...”

 

 

 

 

Comentarios