Telemedicina: una alternativa para dejar de fumar en los tiempos que corren

miércoles, 27 de mayo de 2020 · 10:16

El 11 de mayo, en medio del actual brote de coronavirus (COVID-19) la OMS estableció que los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar los síntomas graves en caso de padecer la enfermedad asociada al coronavirus, en comparación con los no fumadores[ii]. Frente a la pandemia y al aislamiento social obligatorio, muchos fumadores se plantean la necesidad de dejar de fumar influenciados por el contexto: el desabastecimiento de cigarrillos, el aumento de precios, la preocupación por la salud respiratoria propia y de los que conviven con ellos y la posibilidad de tener más tiempo para ocuparse del bienestar físico y emocional. Sin embargo, la mayoría fracasa en este intento.

“Dejar de fumar es una buena decisión a tomar, siempre; lo que es recomendable para que el proceso sea exitoso es combinar estrategias conjuntas de consejería profesional de salud y una terapia de reemplazo de nicotina. Las cifras vinculadas a mortalidad debido al tabaco aún siguen siendo alarmantes. En Argentina cada año mueren 44.000 fumadores”, advierte Raúl Guillermo Espinosa, Presidente de la Asociación Argentina de Tabacología (AsAT).

Recientemente, la AsAT realizó una investigación liderada por el Ing. Gabriel Barasch, especialista en ciencia de datos y socio en Neuronal, sobre los hábitos de consumo durante el aislamiento social obligatorio con el objetivo de tener una ‘foto instantánea’ de la conducta y la percepción que tienen de ella, los fumadores y ex fumadores en este contexto. Se trató de una encuesta anónima online de la que participaron 1745 adultos entre 18 y 90 años.

“La cuarentena es a la vez un motivador y desmotivador para dejar de fumar. Según los datos arrojados por la encuesta, un 71% de los fumadores manifestaron que quieren dejar de fumar. Sin embargo, un 59% de los fumadores creen que imposible o no se proponen dejar de fumar en estas circunstancias, a pesar de que el 70% declaran estar más preocupados frente al COVID-19 por ser fumadores. Esto nos indica que hay mucha gente que quiere dejar de fumar pero que cree que no puede ya que intentaron abandonar el hábito solos y fracasaron. Es importante que sepan que los tratamientos efectivos combinan tratamientos farmacológicos y terapias cognitivo conductuales y hoy en día se pueden acceder a ellas a través de la telemedicina”, explica Julieta Cassone, médica psiquiatra y Vicepresidenta de la AsAT.

Desde la AsAT aseguran que una herramienta valiosa por estos días es la telemedicina, es decir el uso de las TICs (tecnologías de la información y la comunicación) para proporcionar servicios médicos a distancia. Según datos del INDEC, en el cuarto trimestre de 2019, se registró que el 82,9% de la población tiene acceso a internet. Además, los datos muestran que en Argentina, 84 de cada 100 personas emplean teléfono celular y 80 de cada 100 utilizan internet[iii], por lo que se puede inferir que los pacientes ya tienen un cierto grado de alfabetización digital, y lo cual posibilitaría mucho la implementación de este tipo de estrategias.
 

El término "telecesación o teleintervención tabáquica", se refiere a la aplicación de la telemedicina a los tratamientos de cesación tabáquica, pero con la particularidad que se puede utilizar más de un tipo de tecnología en la misma estrategia, con la intención de lograr mayor eficacia y efectividad de la intervención y mejorar el control y el seguimiento de los pacientes. La telecesación puede conjugar tecnologías como la Historia Clínica Electrónica (HCE), videoconsultas, registro de cesación tabáquica y envío de consejería por distintos formatos digitales. De esta manera, es posible contar con un completo kit tecnológico para llevar un registro de los pacientes atendidos, hacerles el seguimiento adecuado y medir la efectividad de las intervenciones.
 

Los especialistas destacan los múltiples beneficios de utilizar este tipo de intervenciones: una mayor accesibilidad a los tratamientos de cesación para personas que viven en zonas alejadas, la posibilidad de llegar a más personas, así como el evitar algunos costos como el de traslado, además de ahorrar tiempo útil a los pacientes y profesionales, entre otros.

“Los resultados de la encuesta nos demuestran que los fumadores están preocupados y esa preocupación tenemos que convertirla en motivación para dejar de fumar. El 80% de los fumadores actuales intentó dejar de fumar alguna vez y de ellos el 90% lo hicieron solos. La gente que realmente tiene ganas de dejar de fumar y percibe la necesidad, a veces se tropieza con el convencimiento de que no va a poder solo -el 2% que lo logra lo hace de esta manera- y de que no podrá llegar a otros métodos más eficaces, por eso es que debemos brindar a los pacientes el fácil acceso a este tipo de tratamientos”, asegura Espinosa.

Por su parte, Cassone advierte que es importante prestar atención a las percepciones que tienen los fumadores y explica que hay muchas creencias que desde el punto de vista de la salud están distorsionadas, como la alternativa del cigarrillo electrónico como tratamiento para abandonar el hábito, desconociendo los riesgos que conlleva su consumo. Los fumadores desconocen que los tratamientos más efectivos son los avalados por los profesionales y ellos son la terapia cognitivo-conductual y los tratamientos farmacológicos.

 “No es fácil abandonar la adicción al tabaco, pero de alguna manera esta crisis representa un buen momento para reflexionar y animarse a iniciar un tratamiento de forma online. Un 80% de los fumadores coinciden en que la decisión es fundamental para un tratamiento exitoso y están en lo cierto, el segundo paso es que hagan una consulta con un especialista. Las posibilidades que ofrece la tecnología son infinitas y seguramente en los próximos años dispondremos de muchas más herramientas innovadoras que se podrán aplicar en el tratamiento del tabaquismo”, concluyen los especialistas.

----------------------

Acerca de la AsAT

La Asociación Argentina de Tabacología (AsAT) es una entidad Científica, Federal e Interdisciplinaria integrada por profesionales de distintas áreas, incluyendo a aquellas que tradicionalmente no se relacionan con el ámbito de la salud, y abierta a todos aquellos interesados en trabajar en el control de la epidemia del tabaquismo.

Esta Asociación nació de la iniciativa de un grupo numeroso de profesionales de la salud (médicos de diversas especialidades, psicólogos, nutricionistas, etc.) y personas relacionadas al problema del tabaquismo de distintas maneras (periodistas, docentes, formadores de opinión, etc.) y fue fundada el 16 de noviembre de 2006 en el marco del 1er Congreso Argentino Tabaco o Salud. El objetivo de ASAT es reunir a todas las profesiones ligadas a la atención y estudio del tabaquismo activo y pasivo, para mejorar la asistencia, docencia e investigación en el área.
 
Acerca de GSK
GSK es una compañía líder en investigación científica, desarrollo de productos farmacéuticos y para el cuidado de la salud; comprometida con mejorar la calidad de la vida humana para que las personas puedan hacer más sentirse mejor y vivir más tiempo.

Comentarios