Ayer...el diablo de la economía metió la cola

Por Octavio Antonio Muñoz
sábado, 13 de junio de 2020 · 19:01

Por Octavio Antonio Muñoz

 

Durante varias semanas, en Argentina se vivía un aire medianamente de tranquilidad.  Alberto Fernández , que había llegado al gobierno con un gran peso dejado por Mauricio Macri, luego de su debacle económica que favoreció a los amigos del poder, venia campeando una difícil situación producto de una pandemia que arrasa al mundo.

Pero ayer alguien llamada economía, en su enfrentamiento feroz de mezquindad, con el otro contrincante llamada salud, metió la cola y mando al muere a miles de argentinos , fundamentalmente a jubilados a los cuales les bancarizaron sus ingresos digitalmente, sin saber como moverse en un mundo que les ajeno.

El autor de esta nota, pensaba anoche cuando se disponía a descansar, y que es cuando mas me trabaja la cabeza para escribir,  esto y otras cuestiones que son de mi interés y que no hago publicas, si seria posible meter, en este “error” que se cometió ayer….decía, de que si era posible incorporar el tema de la ideología en el medio de todo esto,  y por supuesto decenas de interrogantes y respuestas daban a luz ideas.

Decía ideología, porque da la impresión de que, el “quedate en tu casa” era una cuarentena propio del forceps que obliga a sacar una medida, en este caso por la fuerza.

Ustedes dirán….y qué tiene que ver con la ideología?

La ideología es la toma de conciencia de los derechos, que los sectores de una sociedad tienen sobre los mismos.

Ideologización esa palabra casi mágica, pero no aplicada,  que los gobiernos de la región, los mas progresistas,  han llevado a la palestras (algunos), otros le escapan a su implementación por miedo a que los mas desprotegidos tomen conciencia cabal de su condición de clase y de sus derechos y les disputen el gobierno a algunos sectores de las burguesías progresistas del continente.

La ideología es de un peso tan enorme y subyace escondida en la mente de las personas y el asumir la responsabilidad del:  “quedate en casa” apunta a eso.

Pero la economía ya nos había comenzado a mojar la oreja cuando Techint y otros dueños del poder en nuestro país despidieron a mas de 1450 operarios. Ellos que ganaron con sus empresas miles de millones de dólares en los años del macrismo ( Ternium, fabricante de aceros planos, gano en 2018,  1662 millones de dólares. Tenaris multiplicó por 10 sus ganancias,  205 millones de dólares y Siderar en el 2017 gano 120 millones de dólares, todas empresas del grupo Techint) son los enemigos del pueblo a los cuales los que estamos abajo solo les importamos para aumentar sus plusvalía.

Me pregunto entonces: la cuarentena fue un falso espejismo?

Surgen interrogantes.

Si se decía, que esta primera semana de la segunda cuarentena era clave para dimensionar el nivel de contagio…porque se hizo lo de ayer? Porque se permitió que en bandadas, nuestros abuelos salieran a la calle desesperados a buscar sus jubilación o los sectores mas humildes a cobrar sus Asignación Universal por Hijo (AUH)?

Que pasara, si en los amontonamientos de la jornada pasada, hubo contagios? Cuando se verificaran, de aquí a 15 días?

Alberto Fernández venia haciendo las cosas medianamente bien, pero decía, que a la mojada de oreja de Techint y otros, se le sumaron los caceroludos de siempre, que no le piden a Bulgheroni, Paolo Roca, Pérez Companc que desembolsen de sus millonarias arcas ayuda para los mas desprotegidos, sino a los políticos, que es justo decirlo…también sin hacer nada ganan miles de pesos a diferencias de los casi 18 mil que gana un jubilado, cuando muchos políticos por dos o cuatro años en el congreso ganan de por vida miles de pesos.

Para el autor de esta nota, no fue sorpresa cuando las encuestas le dieron un 97% de aceptación a Alberto Fernández Un hombre que llego con votos prestados a la presidencia y que después de tres meses mantenía un apoyo importante por parte de amplios sectores, incluidos ese 40% ambivalente de la clase media y no tanto, que apoyo al oligarca de Macri y que en cierto modo lo dilapido ese porcentaje de apoyo ante los ojos de un sector de la sociedad, con el “abrazo” de oso con Moyano.

Algunos me han preguntado, porque apoyaba a Alberto Fernández. Y les aclaraba que no apoyo a Alberto Fernández. Apoyo medidas que contemplen la salud de mi pueblo.

Ayer fue un día equivocado que no merecíamos haber vivido. Los jubilados, nuestros abuelos,muchos de ellos que se criaron con la radio capillita, los Pérez García y Doña Tremebunda, se encontraron si saberlo, en ser artífices de la feroz disputa entre economía y salud y fueron el pato de la boda.

Por eso creo que esta siendo hora que los sectores de la sociedad, que acumulamos algún mínimo poder con el saber y el conocimiento, ayudemos a desarmar los embates de quienes quieren gobernar con la economía política en contraposicion de que sea la política la que gobierne.

Los días venideros serán claves para una diezmada economía, pero pareciera que los argentinos estamos curtidos para campear crisis políticas y económicas. Espero no estar equivocado.

 

Comentarios