La vergüenza jamás reemplazará a la Justicia

jueves, 7 de octubre de 2021 · 19:32

En mi libro el secreto pontificio la ley del Silencio, en el capítulo segundo, esta el testimonio de Sergio Decyuper, que fue abusado por su tío sacerdote en Paraná cuando el tenía 6 años.

Le contó en una carta al Papa Francisco en el 2019 de su abuso. El Papa lo invitó a Santa Marta y le dijo que le creía pero que tenía que perdonar a su tío que estaba enfermo.

Cuando le dijo que lo iba a denunciar porque debía haber más víctimas sufriendo como el, el Papa le dijo que no lo denunciara. Esto sucedió hace dos años, no hace cincuenta años. Fue después del simposio de la pederastia en Roma, que  el mismo Papa había convocado para resolver el problema de la Iglesia con los abusos.

No basta para las víctimas con que el Papa se avergonzarce por lo sucedido en Francia. El Papa tendría que tomar el ejemplo de la Iglesia francesa y abrir los archivos secretos a las organizaciones de abuso eclesial, para que accedan a los expedientes de los curas abusadores y puedan llegar después de muchos años a encontrarse con una  justicia largamente esperada 

Porque la vergüenza que pueda sentir el Papa, jamás se podrá comparar con la necesidad de justicia que tienen las víctimas. 
El que quiera entender que entienda. 

Adrian Vitali 
Ex sacerdote y autor del libro El Secreto Pontificio la ley del Silencio

Comentarios