Rodolfo “Pocholo” Mancuello: reseña no autorizada de sus 70 primeros años

Por Pedro Cáceres.- Más conocido como “Pocholo”, lo crucé en los años noventa, por lo tanto, puedo reseñar más de un tercio de su creativa e increíble vida. Hoy 8 de enero de 2022 celebra sus primeros 70 aniversarios.
sábado, 8 de enero de 2022 · 19:51

Por Pedro Cáceres

(Director del grupo comunicacional Ciudad y del portal Chacodíapordia.com)

Resistencia-Chaco.

 

Nacimos el mismo año, con seis meses de diferencia, Pocholo en el barrio norte y yo en Villa Centenario. Cursó la primaria en la escuela 26 y la secundaria en el Colegio Industrial. Mientras, que quien escribe, fue a la 33 y al Colegio Nacional. Nunca nos cruzamos. Fui a estudiar periodismo a Buenos Aires y me quedé veintidós años. El hoy septuagenario, desarrolló su vastísima actividad laboral en la capital y el interior provincial.

Dicen, quienes lo conocen de pequeño, que siempre fue inquieto, gran lector, le gustaban todos los deportes y jugó en Regatas al básquet y fue un buen arquero de divisiones inferiores y de la primera del glorioso Don Orione. Incursionó además, como actor en el Teatro Universitario a principios de la década del setenta. Los carnavales de Sáenz Peña lo tuvieron como figura en la comparsa Maracaibo, donde dirigía la scola do samba.

Creció con el don del dibujo y las letras góticas, capacidad innata que lo acercó a la publicidad, donde fue pieza fundamental de las principales agencias de Resistencia y Sáenz Peña, en épocas donde el dibujante tenía un rol preponderante,  porque no existían las computadoras.

Esa etapa de creativo de agencias de publicidad, lo llevó a Pocholo a vincularse y emparentarse con el periodismo gráfico, radial y televisivo, en todos con el tiempo, desarrollo su actividad de manera destacada. Con el auge de las radios de frecuencia modulada a fines de los ochenta, se convierte primero en relator de básquet por Radio Libertad y luego de fútbol por Radio Nacional. El periodismo había llegado a su vida de manera mágica y para convertirse en una pasión.

Pocholo es uno de los pocos periodistas idóneos y completos que resisten el paso del tiempo y se van aggiornando. Le das una cámara de televisión y es un documentalista fantástico. Sólo con ver el video del Primer Certamen de Esculturas realizado en la Plaza 25 de Mayo y el acompañamiento que hizo de cada uno de los participantes y de todos los eventos que se desarrollaban simultáneamente, es increíble que una persona sola haya hecho semejante obra. Es impresionante lo que hizo con una cámara al hombro y una edición sin igual,  para que hoy pudiéramos conocer cómo nació y creció la llamada actualmente Bienal de las Esculturas. Otro de los trabajos inolvidables y emotivos de Pocholo, es el video del traslado de las esculturas de los mártires de Margarita Belén desde el taller de su realizador y hasta su posterior emplazamiento, un video armado con una sensibilidad y realismo, que verdaderamente cautiva. El video de Tres Ríos para una Aventura, son documentos de un valor impresionante.

 

Pocholo Mancuello junto a su familia.

Porqué me animo a decir que es uno de los periodistas más completos, porque escribiendo también es distinto, se destaca, escribió el libro de los 50 años de la Federación Económica, una edición histórica, como los dos tomos de los 100 años del Club Atlético Sarmiento. Y tiene en carpeta el proyecto de reseñar la trayectoria del básquet chaqueño.

En radio es un productor todoterreno impresionante, a principios del año 2000 hicimos la Mañana de Nacional, con la conducción del inolvidable “Manolo” Bordón, cuatro horas de entrevistas, con invitados en el piso y corresponsales, un programa integral con el sello de Pocholo. Por supuesto, también es conductor de envíos radiales.

En 1998 hicimos el primer trabajo juntos, una consultora porteña me contactó y lo convoqué a formar parte del equipo de prensa del entonces pre candidato a gobernador, Jorge Capitanich. Trabajamos a destajo en la interna del PJ primero y luego en la general en 1999. Compartimos la campaña recorriendo la provincia en un par de oportunidades, paraje por paraje, nunca una queja en el trabajo, siempre de buen ánimo y dando todo. Sabíamos que la aventura política era imposible, el candidato también era conocedor de la realidad y el electorado eligió a nuestro contrincante.

Dentro de sus cualidades o defectos, Pocholo es un hablador nato, un contador de anécdotas increíbles y de una memoria prodigiosa, cuando defiende sus ideas, no le interesa a quien tiene enfrente, es férreo y convincente para discutir. Un amigo en común, grafica que Pocholo dejó de ser periodista hace mucho tiempo, para convertirse en historiador.

En 2004 haciendo el programa en Radio Nacional, nos levantábamos a las 4 de la mañana, para hacer la reseña de los cuatro diarios del Chaco y lo mandábamos por correo electrónico a las 7 AM a colegas, dirigentes políticos, sindicales, sociales y colegios profesionales. De 8 a 12 hacíamos radio y después, desgravábamos las principales entrevistas y enviábamos a los cuatro diarios. Este trabajo y el eco que tuvo, primero en los colegas y en amigos cercanos, provocó el nacimiento de CHACO DIA POR DIA, el primer portal de noticias de la provincia, un proyecto que creció con la impronta y el inigualable desempeño profesional de Pocholo y de excelentes colegas. En la actualidad, sigue siendo el Jefe de Redacción y editor 24 x 24. Este proyecto y muchas otras iniciativas nos tienen hermanados en el periodismo y la amistad hace muchos años.

En 2007 a sesenta días de las elecciones generales, nos vuelve a convocar Jorge Capitanich y lo volvimos a acompañar, esta vez fue para ganar la gobernación, la tercera del candidato fue la vencida. Otra vez, inigualables anécdotas, jornadas de trabajo muy extensas, en las encuestas veníamos corriendo de atrás y se dio, por muy pocos votos, victoria al fin. Los votos se cuentan de a uno y después de las 18 horas.

Del 2008 en adelante, nos fuimos complementando y compartiendo proyectos, muchos quedaron en esbozos y otros se concretaron. Hicimos una revista para las aulas de las escuelas primarias, “Crecer y Aprender”, que consideramos, no fue tenido en cuenta por las autoridades y se diluyó por falta de financiamiento.

Pocholo fue a Corrientes y a través del secretario general del Sindicato de Canillitas, logró que el Ministerio de Educación lo tomara al proyecto como propio y nació El Canillita, que se distribuía en todas las aulas de las escuelas primarias de la vecina orilla. Dirigió esa revista con una pasión y una dedicación envidiable, fue distinguido por la Junta de Historia de la Provincia Corrientes. Escribió en ese semanario una parte importante de la historia del chamamé, con entrevistas a Salvador Miqueri, Antonio Tarragó Ros, Pocho Roch, Nini Flores y otros cultores de ese género que nos apasiona.

Dejé para la última parte de esta reseña, uno de los pilares fundamentales en la vida de Pocholo, su familia, conformada por Mary y los hijos Candela y Loli, ambos arquitectos. Si su señora y sus hijos son el orgullo de este septuagenario y multifacético personaje, que decir de su nuera y su nieta Brunela, que hace exactamente un año, reina en el universo familiar. Lo primero es la familia, era el slogan de un programa televisivo dominical, sin lugar a dudas, un sello que Pocholo imprimió a su increíble trayectoria.

Y como no podía ser de otra manera, no nació cualquier día, lo hizo en la misma jornada que uno de los santos paganos más populares, el Gauchito Gil. Tal vez, para no pasar desapercibido.

Seguramente, me olvide de muchas actividades que emprendimos juntos y de innumerables jornadas de trabajo y noches de disfrute, pero tenía muchas ganas de dedicarle estas líneas a mi compañero de ruta y amigo, Rodolfo Alberto “Pocholo” Mancuello. SALUD!!!

 

Comentarios