Desde Granada, España

Diego Canca, la transición del genio a pesar de sí mismo

Por José M. Cotarelo Asturias. (Poeta, dramaturgo)
miércoles, 18 de mayo de 2022 · 18:50

Por José Mª Cotarelo Asturias

(Poeta, dramaturgo)

 

Una nueva exposición del genio Canca, “TRANSICIÓN” permanecerá abierta hasta el 20 de junio de 2022 en Casa García de Viedma, en Armilla, Granada. Un lujo para este gran pueblo del cinturón granadino que el maestro del hiperrealismo esté de nuevo en la ciudad donde ha vivido varios años con una muestra de sus últimos trabajos. Su obra de largo recorrido ha visitado entre otras muchas ciudades, las salas de Nueva York, Frankfurt, Milán, Berlín y un sinfín de ciudades de la geografía española.

Canca, cuya vida siempre ha estado envuelta en el mundo del arte, va a publicar este año su primer libro de poemas que esperamos con verdadero interés. Esta obra se sumará a las tres novelas de ficción, la trilogía Cáncer, que, con anterioridad, han salido de su mano.

El rapsoda Paco Pérez leyó un fragmento del texto del folleto de la exposición, y recitó con la maestría y el arte que lo caracterizan, un poema del también granadino, Manuel Benítez Carrasco, tan del gusto del pintor.

La gran Marijose Muñoz Rubio, promotora y provocadora cultural, que allá donde va, hace felices a los demás, leyó un texto de prosa poética con mucha carga emocional, en el que enlazó títulos de las obras expuestas, provocando la emoción de Canca y de toda la audiencia. "Soñé que “la cita” era en primavera, “la exaltación de las rosas rojas” perfumaba toda la estancia...“Va, por tu ventura” mi paleta de amarillos... siempre entre “tú y yo “la nada. Quizá, "la incongruencia del espejo" se debate con la felicidad en el misterio de una herida sangrante que emana de la “libertad”. Roja como la sangre que me martillea en la sien el pensamiento ¡te echo de menos!. Somos, herencia de un pueblo con memoria, no podemos permitirnos olvidar. La pintura, los libros, la historia, los olivos, viajando a un lado y otro del Mediterráneo, entre ambas orillas. La nada siempre acecha junto a lo invisible, atada sin remedio al todo. Al otro extremo de la estantería, un rebaño de ciegos se sorprende ante otro “universo incierto”. Después de mi ego, de caminar descalzo muchos caminos, descubrí la belleza del presente, levanté el vuelo, alcé las alas como el águila imperial, y en la cima más alta de la roca, me paré en seco, arranqué de cuajo mi coraza, divisé los trozos precipitarse al vacío, extravié mis miedos, desvanecí mis lógicas, escuché el eco de mi voz, me sequé las últimas lágrimas y decidí SER, DIEGO CANCA, a pesar de mí mismo”

El 12 de mayo, día de la inauguración, Diego agradeció al Ayuntamiento, representado en la figura del Concejal de Cultura, la apuesta por el arte y a Enrique y Carlo el esfuerzo, la sabiduría, el tesón y el mimo puestos en el montaje de su exposición indicando que llevaría en su corazón esta gratísima experiencia.

 

TRANSICIÓN, afirma, "es el estado por donde quiero que transcurra mi vida... Quiero volar sin horizontes marcados y expresarlos a través de mi pintura... No persigo gloria de ningún tipo, solo perpetuarme en un camino donde a cada esquina me encuentre con lo desconocido, con la clara intención de volver a empezar de nuevo". Solo alguien de la talla de este talentoso artista es capaz de expresar con esta profundidad el regreso al origen, el germen primigenio de la creación, regresar para saber, para crear, para ser. El arte exalta los valores humanos, la solidaridad entre los pueblos, favorece la interculturalidad, como principio esencial de la convivencia; es un modo de encontrase a uno mismo a través del otro que se refleja en la obra de cada autor.

La nota musical la puso el virtuoso guitarrista Ángel Alonso, que amenizó la espera de la inauguración de la exposición con dulces notas salidas de su guitarra y acompañó a los artistas, como viene siendo habitual en este generoso artífice.

Una exposición para no perderse, parte de la cual recorrerá en breve distintas ciudades del territorio nacional. Un artista para seguir con la misma pasión con la que él pinta, un genio que ha creado escuela de pintores, seguidores e imitadores de su obra, que trasciende los lienzos para conformar un modo de ser, una filosofía de vida, un estado de la emoción, una “transición”. A pesar de sí mismo.

Comentarios