Periodismo y libertad de expresión

El escritor Leandro Calle fue desafectado del diario «Hoy Día Córdoba»

En un correo electrónico, el prestigioso escritor Leandro Calle, narra su salida abrupta e involuntaria del diario que contenía sus publicaciones. «El domingo 26 de mayo de 2024, se me informó personalmente que el dueño del diario Hoy Día Córdoba (no el director emérito sino el dueño de la empresa) pidió que no me publicaran ninguna nota más. No dieron razones. Tampoco respondieron al mail que envié esta mañana -por este lunes- pidiendo alguna explicación»; escribió.

«Soy escritor y traductor. Licenciado en letras y Licenciado en Teología. Desde el mes de agosto de 2012 hasta la semana pasada he mantenido con muy buen rendimiento mi columna “El centinela ciego”, en donde básicamente reseño la literatura cordobesa. Son 12 años de ininterrumpido trabajo por la literatura de Córdoba, 272 notas en total. De hecho, la última nota publicada “Una historia de orfandad” estuvo entre las cinco notas más leídas del día. Desde hace algún tiempo, y con algunos cambios significativos en la línea editorial que nada tiene que ver con su director emérito, el diario ha comenzado a “controlar” de manera un poco extraña las publicaciones. En lo personal entiendo que hay una inesperada censura, falta de libertad de expresión y un destrato injustificable en razón de mi posicionamiento político en mis redes personales. En otras dos ocasiones en que hablé sobre peronismo y literatura, hubo algunas llamadas de atención. La primera fue en torno a una nota sobre Paco Urondo como periodista y la segunda, una nota que finalmente no salió acerca del peronismo en Córdoba»; añadió.

Más adelante, el escritor reflexiona: «Vivimos tiempos feroces y difíciles. Mis columnas en un ochenta por ciento tratan de visibilizar el material literario que sale de Córdoba. Mis notas sobre política cultural que salía los días viernes, fue un pedido directo del diario y tuvo muy buen recibimiento, ya que en su mayoría salían entre las notas más leídas del día. El avasallamiento cultural al que estamos sometidos es atroz. El pago siempre ha sido miserable. Cada nota, en mi caso, correspondía a $5000 pesos, con lo que ni siquiera llegaba a pagar el monotributo. El diario lo compré durante 12 años. Jamás recibí un diario de cortesía siendo yo al día de hoy uno de los columnistas más antiguos. Creo que hoy me tocó a mí. Mañana, es posible que te toque a vos. Cada vez hay menos espacios culturales de expresión»; argumentó Calle.

Por último, Calle se dirige a los/las escritores, artistas, músicos, gestores culturales, y les pidió que se visibilice «esta injusta realidad que muchos estamos viviendo y que tiene que ver directamente con políticas culturales que destrozan nuestra identidad. Seguiremos cantando, escribiendo, pintando. Fueron 12 años fecundos para mí. Agradezco a cada uno y cada una de los y las lectores/as. Abrazo grande por una argentina más justa»; concluyó.

Comentarios