Andalucía, también la última en seguridad en instalaciones sanitarias

lunes, 15 de abril de 2019 · 09:51

Por Jesús Leopoldo Arenas

(Experto en Seguridad)

 

Desgraciadamente la falta de visión de futuro de los directivos de las instituciones sanitarias que gobernaron el Sistema Sanitario Publico andaluz hasta ahora, y la falta de toma de conciencia de los tiempos que corrían, mermaron y empobrecieron el porvenir del Sistema. Algo así ocurre en el SAS en comparación con otras comunidades autónomas donde ya se han constituido direcciones de seguridad corporativas que diseñan y coordinan de un modo uniforme la política de seguridad de los centros sanitarios que, a buen seguro, incluirá el Real Decreto del reglamento de desarrollo de la Ley de Seguridad Privada.

Da la impresión que la mejora de la sanidad para pacientes, visitantes y trabajadores ni está contemplada, ni se le esperó en los planes de la Consejería de Salud del gobierno saliente.. Veremos qué pasa con este. Con relativa frecuencia se nos olvida que según en PPPA (Plan de Prevención y Protección Antiterrorista) España está en alerta terrorista 4 y se olvida también que los hospitales aglutinan el mayor compendio de riesgos químicos, biológicos, radiactivos… sin olvidar tampoco el grave incremento de agresiones a profesionales sanitarios cuyos interlocutores policiales territoriales sanitarios no encuentran en las instituciones las personas adecuadas ( directores de seguridad)  para unificar y poner en marcha programas que mermen o mitiguen esta nueva lacra.

Un director de seguridad es la persona capaz de englobar en su persona múltiples riesgos que padecen unas instituciones abiertas en la mayoría de los casos, las 24 horas los 365 días al año; agresiones, robos, hurtos patrimoniales y personales, riesgos en ciber seguridad, protección de datos, coordinación con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Bomberos, agencias de seguridad y emergencias, riesgos laborales, protección de infraestructuras críticas y un largo etcétera con responsabilidad administrativa, civil, e incluso penal.

El amplio concepto de seguridad integral hospitalaria engloba tanto a pacientes como a trabajadores, acompañantes, así como proveedores, tecnologías, equipamientos, infraestructuras, protección de activos, seguridad física y lógica, alimentaria, seguridad biológica, medioambiental, bioseguridad, contra incendios y seguridad del paciente.

Andalucía debería contar ya con Planes de protección específicos ( PPE) validados por la Secretaría de Estado de Seguridad, debería haber puesto en marcha el desarrollo de la Instrucción IS-41 del Consejo de Seguridad Nuclear y la elaboración de planes de protección física  para dar protección a fuentes radioactivas. Debería haber hecho sus deberes, pero, en esto, también, lamentablemente, éramos y aún somos los últimos.

 

 

Comentarios