"Lo opuesto a un hacker": quien es Ola Bini, activista preso horas después de Assange

lunes, 15 de abril de 2019 · 20:36

 

Por Rafael Tatemoto

(ALAI am)

 

 

Después de la detención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, un programador sueco que vive en Quito, Ecuador, fue arrestado por la policía local este jueves (11), mientras se preparaba para embarcar a Japón, donde iba a participar en un evento de artes marciales. 

Ninguna orden de captura o acusación formal fue presentada contra Ola Bini, que tiene autorización para vivir y trabajar en el país. Personas próximas al tecnólogo, que tuvo acceso restringido a abogados, todavía buscan información sobre las motivaciones de la acción. Algunas versiones indican que la detención fue realizada con una orden de captura que tenía como objetivo un ruso. También hay información de que registraron su casa y no encontraron nada sospechoso.

La Policía ecuatoriana informó que detuvo a un individuo que colaboraba con WikiLeaks. En el país, Bini fue retratado como un colaborador criminal de Assange que estaría tramando contra el gobierno de Lenin Moreno y que habría realizado diversos viajes internacionales con Ricardo Patino, ex ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Rafael Correa (2007-2017), con esa intención. El ex canciller repudió las afirmaciones. 
 

La detención de Bini generó una onda internacional de indignación. El teórico de la tecnología, Eugeny Morozov, y la Jefe de Tecnología e Innovación Digital de Barcelona, para quien Ola ya prestó servicios, repudiaron la acción ecuatoriana. 

 

Perfil

 

Ola Bini es un de los programadores más reconocidos mundialmente, trabaja con software libre y es un activista del derecho a la privacidad. En una elección entre tecnólogos de Suecia, uno de los países con una de las más calificadas comunidades de tecnología, fue electo el sexto más importante programador del país. 

 

El colectivo con el cual Bini trabaja enumeró sus actividades profesionales, señalando no sólo su capacidad para el desarrollo de programas, sino también de los propios lenguajes de programación.

 

Brasil de Fato conversó con la británica Suzie Gilbert, documentalista y activista amiga de Bini. Mostrándose “choqueada y sorprendida”, consideró el arresto como una situación “extraña” y “confusa”, ya que nada en las actividades del sueco puede ser considerado criminal.

 

“Todos conocen a Ola en la comunidad [de tecnología]. En realidad, es una comunidad pequeña. Diversas personas que actúan en esa área ya estuvieron con Assange centenas de veces. Eso no quiere decir nada. El es lo opuesto a quien puede ser llamado hacker, actúa a favor de la privacidad y seguridad digitales”, afirma. 

 

Para Gilbert, la situación en el Ecuador señala un riesgo creciente para la comunidad de desarrolladores de tecnología que actúan con privacidad de datos: “Es una locura, ¿cómo sería capaz de conspirar contra un presidente?”, cuestiona. 

 

Edición: Aline Carrijo | Traducción: Pilar Troya

Comentarios