El libro que agitó la feria de La Habana

Sinceramente de la mano de Cristina

Especial.-Por Marta Rojas. (Escritora y periodista)
domingo, 09 de febrero de 2020 · 19:36

 

Por Marta Rojas

Escritora y periodista

(Para El Diario de Carlos Paz)      

 

         La colosal presentación de Sinceramente por su autora Cristina Fernández de Kirchner, presente y para todos deseada como conversadora profunda y coloquial, fue un hecho tan deseado como inesperado en la Feria del Libro de La Habana un sábado invernal en la capital cubana. La Sala Nicolás Guillen de la fortaleza española de La Cabaña (Monumento Nacional) estaba atestada de público invitado, que sobrepasó con creces el espacio de la principal Sala para los eventos más significativos de la fiesta de la lectura. El público, colmó cada rincón inusitado dos horas antes de que Juanito Rodríguez, presidente del Instituto Cubano del Libro se acercara al micrófono para anunciar a la autora de Sinceramente, el libro que, según ella, la vicepresidenta de la República Argentina, dijera:

"Los libros tienen independencia de los autores, por eso la idea era que no fuera (Sinceramente) una biografía, sino contar lo que me había pasado a mi y a los argentinos después del 9 de diciembre del 2015": Ella nos lo trajo de la mano.

Las palabras de Cristina, a secas, Cristina, como la llamamos acá, podían ser escuchadas y así ocurrió por casi toda Cuba en transmisión directa de los medios audiovisuales. El periodista argentino Marcelo Figueras fue un formidable conductor, realizando preguntas muy pertinentes, o breves comentarios que incitaban a la autora a proyectarse sobre el contenido de Sinceramente y más allá, en problemas económicos mundiales y política, y vida personal, en los avatares de la Argentina, mal llevada hasta el triunfo del Presidente y la vicepresidenta Fernández lo cual afirmó Cristina con sus testimonios.

"Tenemos que pensar sin ojeras, sin artefactos, porque las cosas como están no están bien", dijo Cristina refiriéndose a los entuertos económicos y políticos del mundo actual que nos conciernen a todos, y muy especialmente a la América Latina.

Por eso, como dijo, Cristina, coloquial: "Sinceramente es un reclamo de justicia, igualdad, soberanía en Latinoamérica…"

Animada la Sala con aplausos y vítores de los cubanos y de un grupo de argentinos residentes en Cuba, desde hace tiempo juntos en amalgama, como asistentes a la Feria del Libro, Cristina Fernández desbrozó Sinceramente desde el comienzo, haciendo uso de su sabiduría oratoria, gran capacidad y luz larga, en un espacio de tiempo que para todos los que la veíamos, alegre, y la escuchábamos, nos pareció corto.

Contó cómo, el último capítulo de la obra se convirtió en el primero. No se inhibió, en hablar de su hija, Florencia víctima, como integrante de su familia toda:

 "…Era simple ver como era mi correo y todo, mi vida, todo se hacía para afectarme". Se refirió a Florencia como la más vulnerable, como madre soltera. Agradeció la labor de los médicos cubanos "Profesionales que tienen muy bien ganada fama", y declaró la excelencia de estos. Y agradeció al del gobierno cubano por su atención.

En la Sala, entre el público, se encontraba el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz Canel, así como el Ministro de Cultura y otros dirigentes del país que no podían ser menos en esta fiesta de Cristina presentando Sinceramente, con la más absoluta sinceridad y simpatía.

A la mente de los cubanos acudían recuerdos de Fidel Castro en la Argentina: su último viaje fuera de Cuba, y No podía ser de otra forma. Su voz en la Argentina se escuchó un día lluvioso… Del Che, médico y escritor excelente, y para todos los tiempos:

Ahora y en días sucesivos, e igual que en todos los tiempos, los cubanos tenemos el privilegio de contar con otro libro excepcional de una argentina: Sinceramente. Autora, Cristina.

 

Fotografías: Madeleine Sautié Rodríguez 

Desde La Habana, Cuba.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios