Les dispararon a la adolescente pakistaní

Malala se licenció en Oxford ocho años después de que la quisieron matar por ir al colegio

sábado, 11 de julio de 2020 · 20:42

Ocho años después de ser atacada por un grupo de Talibanes cuando se dirigía al colegio, Malala se graduó en la carrera de Filosofía, Políticas y Económicas por la prestigiosa Universidad de Oxford.

La adolescente que estuvo a punto de perder la vida y fue amenazada por estudiar, se ha convertido en una de las mayores defensoras de la educación para las niñas en todo el mundo.

Nacida en Pakistán, desde muy pequeña se le inculcó la importancia de la educación. Su padre es Ziauddin Yousafzai, poeta y dueño la Escuela Pública de Khushal, donde se enseña a niños y niñas por igual. Ziauddin nunca ocultó sus protestas contra los talibanes, que no permitían el acceso de las niñas a la educación.

Con tan solo 11 años, Malala comenzó a hablar en público sobre los derechos educativos de las niñas. En 2008 su padre la llevó al club de prensa local de Peshawar, donde la niña declaró, en un discurso que iba a tener cobertura mediática en todo el país: "¿Cómo se atreven los talibanes a quitar mi derecho básico a la educación?".

Un año más tarde, en 2009, entró en el programa para jóvenes del Institute for War and Peace Reporting's Open Minds Pakistan, primero como aprendiz y más tarde como educadora.

Según cuenta en su página web de la organización el programa fue lanzado en 2008 y "ha proporcionado habilidades de pensamiento crítico y debate y capacitación básica en periodismo a más de 4.000 estudiantes de secundaria en 52 escuelas estatales y madrassas -un tipo de escuela que se da en la cultura árabe- en áreas del país particularmente vulnerables a la ideología extremista".

En esos años, Malala participó en la página web de la BBC en Urdu. El periodista Aamer Ahmed Khan, que escribía en esa página, creó un blog con el propósito de que los estudiantes contasen de forma anónima la creciente influencia de los talibanes en la zona del distrito Swat, donde residía Malala.

El corresponsal Peshawar Abdul Hai Kakar ya había intentado contactar con maestros locales de la zona, pero no había ningún estudiante dispuesto a participar, ya que en ese momento los talibanes estaban tomando el valle de Swat y las restricciones y el miedo eran cada vez mayores: se habían cerrado escuelas privadas, prohibido que las niñas acudiesen al colegio

Finalmente eligieron a Malala para que escribiese sobre su vida durante la irrupción de los talibanes ya que los padres de Aisha, una chica cuatro años mayor y que se había ofrecido voluntaria, le impidieron hacerlo por temor a las represalias de los radicales.

Comentarios