¿Qué es un cometa?

lunes, 20 de julio de 2020 · 20:40

Los cometas consisten mayormente en hielo cubierto con material orgánico de reposo. Fueron llamados bolas de nieve sucias. ¿Cuándo surgieron y cómo están compuestos?

Cuando en el pasado lejano, las personas que veían pasar un cometa sentían cierto temor e inquietud. Sin los datos científicos, eran considerados estrellas «con el cabello largo» que aparecían en el cielo en forma imprevisible e imprevista.

Para algunos observadores clásicos, un cometa alargado parecía una espada ardiente que atravesaba el cielo nocturno. Los astrónomos chinos guardaron registros durante siglos, con ilustraciones de los tipos característicos de las colas de los cometas. Tomaron nota de los momentos en los que aparecieron y desaparecieron los cometas, además de las posiciones celestiales. Estos anales históricos de los cometas resultaron ser un recurso valioso para los astrónomos de generaciones posteriores.

Ahora sabemos que los cometas son restos de los comienzos del Sistema Solar, hace alrededor de 4.600 millones de años.

Los cometas consisten mayormente en hielo cubierto con material orgánico de reposo. Fueron llamados bolas de nieve sucias.

Cada cometa posee una pequeña parte congelada llamada núcleo, que, a menudo, no es más grande que unos pocos kilómetros. El núcleo contiene trozos de hielo y gases congelados con trozos de rocas y polvo incrustados. El núcleo puede tener un interior rocoso pequeño.

Según lo especulado por el astrónomo Gerard Kuiper en 1951, hay un cinturón de cuerpos congelados tipo disco apenas más allá de Neptuno, en donde una población de cometas oscuros que orbitan alrededor del Sol en el entorno de Plutón. Estos objetos congelados, que en ocasiones son empujados por la gravedad en órbitas que los acercan al Sol, se convierten en los llamados cometas de períodos cortos. Les lleva menos de 200 años orbitar alrededor del Sol y, en muchos casos, su aspecto es predecible porque pasaron por allí antes.

Los cometas de período largo son menos predecibles: muchos de ellos provienen de una región llamada nube de Oort, ubicada a alrededor de 100.000 unidades astronómicas de distancia del Sol (el equivalente a 100.000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol). Estos cometas de la nube de Oort pueden tardar hasta 30 millones de años en completar un viaje alrededor del Sol.

Un cometa se calienta a medida que se acerca al Sol y desarrolla una atmósfera o coma. El calor del sol hace que el hielo del núcleo se convierta en gas para que la coma se agrande. La coma puede tener un diámetro de cientos de miles de kilómetros. La presión de la luz solar y las partículas solares de alta velocidad (viento solar) soplan los materiales de la coma lejos del sol, formando una cola larga y, a veces, brillante. En realidad, los cometas tienen dos colas: una de polvo y un plasma (gas ionizado).

La mayoría de los cometas viajan a una distancia segura del Sol: el cometa Halley no llega a más de 89 millones de kilómetros (55 millones de millas). No obstante, algunos cometas, llamados kamikaze o sungrazer, se estrellan contra el sol o se acercan tanto que se rompen y evaporan.

 

Comentarios