Un símbolo sangriento para recordar siempre

Guernica solo Guernica

El 26 de Abril de 1937 fue el fatídico día en que el dictador Francisco Franco facilitó que la aviación nazi probara fuego sobre el pueblo rural vasco Guernica en plena Guerra Civil española. El sangriento bombardeo fue retratado por el genial Pablo Picasso.
lunes, 26 de abril de 2021 · 12:52

 

El bombardeo de Guernica (Operación Rügen) fue un ataque aéreo realizado sobre población civil vasca el 26 de abril de 1937, en el transcurso de la guerra civil española, por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, que combatían en favor del bando franquista contra el gobierno de la Segunda República Española. Las estimaciones actuales de víctimas cifran los fallecidos en un rango que abarca de los ciento veinte a los trescientos muertos, ciento veintiséis según el estudio más reciente y exhaustivo.​

Guernica, símbolo de los fueros vascos, tenía antes del ataque una población de unos cinco mil habitantes, a las que habría que añadir un gran número de soldados, que se retiraban para preparar la defensa de Bilbao, capital de la provincia de Vizcaya y refugiados que huían del avance de las tropas franquistas. En ese momento no tenía ningún tipo de defensa antiaérea, aunque sí tenía tres fábricas de armas, una de ellas de bombas de aviación.

La Legión Cóndor tenía como comandante al general Hugo Sperrle, siendo en esa fecha su jefe de Estado Mayor el teniente coronel Wolfram von Richthofen (primo del histórico aviador de la Primera Guerra Mundial Manfred von Richthofen, más conocido como el Barón Rojo), que ordenó, al parecer, el bombardeo y que en su diario personal admitía que en Guernica se había portado «muy maleducadamente».

El grupo de bombardeo estaba formado por cuatro escuadrillas de Ju-52 y la escuadrilla VB 88 de bombardeo experimental, con Heinkel He 111, y Dornier Do 17. Los bombarderos fueron escoltados por cazas Heinkel He 51 de las escuadrillas de caza 1 y 3.J/ 88 y por los Me-109 del 2.J/ 88, escuadrilla que estaba bajo el mando del teniente Gunther Lützow. Cierto número de aviones de caza italianos participaron asimismo en la misión.​

En 1985, he dedicado en euskera un pequeño poemario en honor al pueblo y a la cultura de Euzkadi.  

 

 

 

 

Comentarios