Fiesta y descontrol

Se desató la movida española tras el cese del estado de alarma sanitaria

Celebraciones callejeras improvisadas estallaron cuando el reloj marcó la medianoche de este domingo, dando por finalizado el estado de emergencia que duró seis meses por la pandemia del coronavirus. 
domingo, 9 de mayo de 2021 · 20:55

Las primeras horas tras el fin del estado de excepción proclamado en octubre se vivieron en muchas ciudades españolas este domingo como si fueran las fiestas de fin de año, con brindis y fiestas en las plazas principales y sin ningún respeto por las medidas de seguridad, a pesar que los datos sobre infecciones por coronavirus siguen siendo preocupantes. En España desde que empezó la pandemia hubo 79.000 fallecidos y 3,5 millones de contagios.

No obstante, en la madrugada de este domingo, en Madrid, la gente salió a la calle a festejar en la Puerta del Sol, y la policía dijo hoy que se vio forzada a hacer 450 intervenciones.

En Palma de Mallorca, en las Islas Beleares, hubo personas detenidas y cuatro policías resultaron heridos en refriegas que siguieron a una protesta no autorizada contra el toque de queda que aún rige en esa comunidad autónoma.

En Barcelona, en la norteña región de Cataluña, miles de adolescentes y adultos jóvenes se adentraron en las plazas centrales y las playas para marcar la relajación de las restricciones.

La Guardia Urbana, en coordinación con la policía regional, tuvo que desalojar a cerca de 6.500 personas de 31 espacios distintos de la ciudad catalana esta madrugada.

El director de la policía de Cataluña, Pere Ferrer, condenó las imágenes de anoche y lamentó la "irresponsabilidad" por parte de una minoría "insolidaria", informó el diario El Mundo.

"Fiestas en la calle por el fin de 15 meses de estado de alarma. Cientos de jóvenes han festejado en la madrugada el fin del toque de queda, muchos sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad", informó por su parte el diario catalán La Vanguardia.

"El silencio que ha acompañado a la ciudad catalana durante tantos meses llegaba a su fin a las doce de la noche, con bocinas de auto sonando sin parar, cantos y gritos de centenares de jóvenes, reunidos en varias plazas de la ciudad".

Si bien en Madrid y otras ciudades, como la sureña Sevilla, no hubo incidentes destacables, imágenes de los festejos mostraron el descontrol y el incumplimiento de las medidas contra el virus.

 

 

Comentarios