Estados Unidos: un nene de dos años mató de un disparo a su papá

martes, 7 de junio de 2022 · 19:36

Un nuevo caso de violencia armada en Estados Unidos se conoció n las últimas horas, cuando un nene de 2 años le disparó accidentalmente a su padre por la espalda y lo mató, siniestro por el que fue detenida la madre del menor.

Marie Ayala, de 26 años, fue acusada de un cargo de homicidio involuntario por negligencia después de no asegurar adecuadamente una pistola Glock con la que se cree que el niño disparó a su padre mientras jugaba, según una declaración jurada de la Oficina del Sheriff del Condado de Orange, que dio a conocer este martes NBC News.

El hermano de 5 años del niño declaró a las autoridades que su hermano disparó accidentalmente el arma, se lee en la declaración jurada.

"El arma no fue guardada correctamente y, de hecho, era fácilmente accesible incluso para un niño de dos años, y el resultado es una tragedia en esta comunidad que nadie puede comprender", afirmó el sheriff del condado de Orange, John Mina, a los periodistas.

Desde el departamento de Policía lamentaron que el pequeño "no solo han perdido efectivamente a ambos padres, sino que accidentalmente disparó a su padre por la espalda tendrá que crecer con el conocimiento de que sus acciones causaron la muerte de su padre".

Ayala dijo a los investigadores que la pareja y sus tres hijos, incluido un bebé, estaban en el dormitorio de su casa de Orlando el 26 de mayo cuando se disparó el arma y una bala golpeó a su marido, Reggie Mabry, se lee en la declaración jurada.

Destaca que en ese momento, la Glock estaba cargada con un cargador ampliado de alta capacidad. Mabry fue declarado muerto en un hospital local.

Ayala dijo que el arma era guardada en ocasiones debajo de una almohada, en una caja en el armario y, a veces, en una caja fuerte que estaba rota.

En el momento de la tragedia, la mujer dijo que estaba en una bolsa cerca de una ropa sucia, aunque agregó que el arma podría haberse deslizado de la bolsa mientras se colgaba en la pared, dice la declaración jurada.

Un detective que le tomó declaración jurada a la mujer, dijo que le aconsejó que "no era seguro" dejar un arma a la vista de niños. La mujer reconoció que cualquier niño en la habitación podría haber descubierto de qué manera "sacar el arma de la bolsa".

Ayala, que también fue acusada de poseer ilegalmente un arma de fuego, "como un delincuente", compareció ante el tribunal y sigue detenida con una fianza de 10.000 dólares, según muestran los registros de la cárcel.

Comentarios