El Presidente visitó un kibutz atacado por Hamas en Israel

jueves, 8 de febrero de 2024 · 15:54

Israel. Javier Milei visitó hoy los restos del kibutz Nir Oz, atacado por terroristas de Hamas que ejecutaron una sistemática masacre que involucró desde familias enteras hasta sus mascotas. Tras la recorrida por el lugar, ubicado a 1.800 metros de Gaza, el presidente dio un discurso en el que ratificó su condena al grupo fundamentalista apoyado por Irán y exigirá la inmediata libertad de los secuestrados que están cautivos en los túneles de La Franja. “Es un crimen de lesa humanidad”, advirtió.

Durante el recorrido, el presidente observó los restos de las casas de algunos de los argentinos que están secuestrados hace cuatro meses por el grupo terrorista, entre ellos la familia Bibas. También pasó por lo que era el hogar de Eitan Horn, que se encontraba junto a su hermano Iair, y David Cunio, todos desaparecidos desde el 7 de octubre.

Antes de su discurso junto a Isaac Herzog, presidente de Israel, Milei dialogó con Ofelia Roitman, que estuvo secuestrada por Hamas, y con los padres de Ariel y David Cunio, que aún permanecen secuestrados en Gaza.

“Es una visita verdaderamente conmovedora y que sacude hasta el alma. Todas esas imágenes que han recorrido el mundo, que nos han llenado de espanto, poder verlas en la vida real es una experiencia muy fuerte. Poder compartir el testimonio de familias que han sido literalmente cortadas por la mitad, como el caso de Ofelia, que fue secuestrada y lo que ha tenido que vivir en ese secuestro, es una situación verdaderamente dolorosa, pero vivirla en modo cercano frente a las víctimas y en el lugar donde los hechos ocurrieron es muy estremecedor”, dijo Milei durante un discurso.

El mandatario volvió a condenar los ataques de Hamas del 7 de octubre del año pasado e insistió con la idea de que el grupo terrorista representa “el nazismo del siglo XXI”. Además, retieró el reclamo para que “el mundo libre no puede ser indiferente”.

“Estamos ante un claro acto terrorista, un claro acto de antisemitismo, y sin lugar a dudas, estamos ante lo que sería una expresión del nazismo en pleno siglo XXI. De hecho, parte de los métodos que utilizaron son una rémora de lo que fue aquella atrocidad. Por lo tanto, nuestra más enérgica condena a todos estos hechos aberrantes, nuestra solidaridad. Vamos a seguir trabajando como lo venimos haciendo reclamando por la liberación de todos los rehenes, en especial de los argentinos. Más allá de la nacionalidad, son seres humanos y esto es un crimen de lesa humanidad que debe ser reparado”, cerró su discurso el mandatario.

El mandatario estuvo acompañado por su par israelí, Isaac Herzog, observando el lugar que fue el primer blanco del ataque del grupo terrorista. Mientras caminaban por las calles destruidas y con restos de la masacre, se escuchaban a los lejos a la caída de los misiles que ocurrían en la Franja de Gaza, donde aún continúan los combates entre las Fuerzas de Defensa de Israel y Hamas.

Comentarios