Dos astronautas están varados en el espacio a la espera de ser rescatados

viernes, 5 de julio de 2024 · 13:32

Mundo. Actualmente hay 8 astronautas viviendo en la Estación Espacial Internacional (EEI), el laboratorio orbital ubicado a 400 kilómetros de la Tierra. Pero deberían ser 6.

Suni Williams y Butch Wilmore despegaron el 5 de junio en el primer vuelo tripulado de la nueva cápsula Starliner de Boeing, la competencia de SpaceX para subir astronautas al complejo orbital. Se esperaba que esa misión, conocida como Prueba de Vuelo con Tripulación (CFT), durara solo unos 10 días, pero se ha extendido varias veces hasta el día de hoy, mientras la NASA y Boeing investigan fugas de helio y problemas con los propulsores que han surgido en Starliner.

Actualmente no hay una fecha de salida prevista para la misión CFT y, concretamente, mientras los días en el espacio siguen pasando, todo parece indicar que estos dos astronautas están varados en el espacio a la espera de que una cápsula Crew-Dragon de SpaceX los rescate y devuelva a Tierra.

Starliner sufrió fugas de helio y problemas con los propulsores durante el acoplamiento con la Estación Espacial Internacional el 6 de junio. Las autoridades de Boeing afirman al día de hoy que la nave espacial es estable y está preparada para abandonar la EEI en caso de emergencia. Pero después de probar los propulsores en el espacio, la NASA y Boeing dijeron que quieren tomarse más tiempo para comprender la causa raíz de los problemas surgidos.

“No vamos a fijar una fecha específica hasta que completemos esas pruebas, observemos el árbol de fallas y luego entendamos el camino a seguir”, dijo el gerente del programa de tripulación comercial de la NASA, Steve Stich.

El 6 de junio, durante el atraque, ocurrió lo inesperado: una pequeña fuga de helio y cinco propulsores defectuosos afectaron la aproximación final de la Starliner a la ISS. La NASA desestimó el primer intento de atraque para asegurarse de que la Starliner estuviera lista para partir, pero autorizó el segundo intento, que llevó a la nave espacial a atracar en el complejo orbital.

Pruebas adicionales y la revisión del suministro de helio y de cinco propulsores (de los 28 que hay en el sistema de control de reacción) revelaron que la fuga se había estabilizado y que la mayoría se estaban recuperando. Sin embargo, la NASA y Boeing decidieron no utilizar al menos uno de esos propulsores durante el aterrizaje debido a problemas de rendimiento.

Más de

Comentarios