Argentina se anticipó y logró 100 transplantes en cuarentena

miércoles, 29 de abril de 2020 · 10:23

País.- Desde el 20 de marzo -cuando comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio- hasta ahora, 100 pacientes de todo el país recibieron un trasplante de órganos o tejidos gracias a la concreción de 28 operativos. De esta manera, se realizaron 66 trasplantes de órganos (41 trasplantes renales, 15 hepáticos, 6 cardíacos, 1 pulmonar, 1 pancreático, 2 renopancreáticos) y 34 de córneas.

Los operativos de donación de órganos y tejidos se concretaron en las Provincias de Buenos Aires (7), Córdoba (6), Santa Fe (4), Entre Ríos (2), Misiones (2), en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mendoza, Tucumán, Corrientes, San Luis, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

El presidente del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), Carlos Soratti, explicó que la observación del impacto que tuvo el nuevo coronavirus en los sistemas de salud europeos y en la donación permitió de manera precoz empezar a tomar las medidas, los diagnósticos y las estrategias para poder consolidar al sistema argentino de donación y trasplante y sostener la actividad. Para ello se elaboraron protocolos específicos de selección de donantes y de la logística necesaria para las medidas de distanciamiento social y de prevención de COVID-19.

“La actividad con el esfuerzo y la coordinación de todas las jurisdicciones y la resolución de los problemas logísticos ha podido mantenerse”, destacó el presidente del INCUCAI.

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, la decisión político-sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación a través del INCUCAI es seguir sosteniendo la operatividad de los programas de procuración y trasplante de órganos, tejidos y células con el objetivo de brindarles una respuesta a todos los pacientes que esperan.

También continúan los trasplantes de médula ósea. “Hay de distintos tipo –explicó Soratti- como el autólogo con células del propio paciente, o con un donante relacionado o familiar que cuando no existe hay que recurrir a un registro internacional de células hematopoyéticas” al que Argentina forma parte.

A través de este registro y a pesar de las dificultades planteadas por la pandemia “las gestiones para los pacientes que estaban programados para recibir un trasplante con células de donantes de otros países han podido concretarse, a través de la llegada de unidades de células que llegaron en vuelos de carga de donantes de otros países”, afirmó el presidente del INCUCAI.

En las últimas semanas arribaron al país vuelos con células provenientes de donantes desde Israel, Brasil y Alemania, que beneficiarán a cuatro argentinos que recibirán un trasplante de médula. Además, desde la implementación de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio hubo otros cinco argentinos que donaron células para pacientes que esperan un trasplante de médula ósea.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del INCUCAI y su Registro Nacional de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), continúa coordinando los esfuerzos para lograr la provisión de CPH a los pacientes que necesitan un trasplante. Se están gestionando traslados de células desde diferentes países en un trabajo conjunto con la Cancillería, Embajadas Argentinas en el exterior y Registros de CPH de otros países. De esta forma, no solo se brinda una respuesta a todos los pacientes argentinos que esperan un trasplante, sino también a los pacientes extranjeros que requieren un trasplante de médula y tienen un donante compatible en Argentina.

Recomendaciones para personas con un trasplante

“Además de las recomendaciones generales para COVID-19, una persona trasplantada tiene un riesgo mayor porque el hecho de que haya recibido un órgano que era de otra persona obliga a que haya una terapéutica permanente para deprimir su sistema inmunológico para que no lo rechace”, apuntó Soratti por lo que esa depresión del sistema inmunológico exige mayores cuidados.

“De todos modos - aclaró -no tenemos que asustarnos, lo que tenemos que hacer es evitar que el coronavirus nos encuentre, por lo tanto nos tenemos que quedar en casa, con mucha más razón una persona trasplantada”.

El presidente del INCUCAI también mencionó que lo mismos cuidados rigen para aquellos que están esperando un trasplante. “Trabajamos mucho junto con todos los sistemas para que no necesiten salir de la casa para tener el medicamento o una opinión médica”, aseguró Soratti.

Comentarios